4 tipos de leches que puedes incluir en tu alimentación

No hace mucho tiempo, nuestros platos de cereal incluían como ingrediente líquido leche de vaca. Con los años esto ha cambiado y en la actualidad existen muchos tipos de leche que puedes escoger.

Incluso, para aquellas personas que son intolerantes a la leche de vaca, alérgicas o simplemente no la consumen por una cuestión de gusto o de alimentación (en el caso de los veganos), hay alternativas.

Almendra, soja y arroz son algunas de las alternativas diarias para reemplazar la leche de vaca. Como todo, cada tipo de leche tiene sus ventajas y desventajas dependiendo de la salud, la necesidad nutricional o los gustos de quien la consuma.

En la vida de las personas, hay momentos claves de desarrollo: niños pequeños, adolescentes y mujeres embarazadas. Para todas estas etapas el cuerpo necesita proteínas, vitamina D y calcio que esta presente en la leche de vaca.

Por otro lado tenemos a la gente que necesita cuidar el colesterol o las calorías que consume para perder peso. Para esas personas hay otras opciones que puede tener en cuenta.

La leche de vaca tiene más calorías y colesterol que cualquier otro tipo de leche. Te mostraremos las diferencias en estos tipos de leche mencionados antes para que puedas elegir la que mejor se adapte a la necesidad de tu cuerpo y el de tu familia.

Leche de vaca

Si es entera, a la leche de vaca no se le saca ninguna grasa, es decir, contiene:

  • 8 grs de grasa por taza
  • 8,5% de sólidos de leche sin grasa
  • 88% de agua

Ninguno de sus componentes naturales es eliminado lo cual hace de esta leche una fuente importante de proteínas naturales, grasas, calcio y vitamina D.

Otro tipo de leche tiene todo o casi todas las grasas eliminadas. Mientras la leche entera tiene 150 calorías por taza, la semi-descremada tienen 110 calorías y la descremada tiene 80 calorías.

La leche sin grasa contiene todos los beneficios de la entera (proteína, calcio, vitamina, minerales) sin la grasa y las calorías.

La deslactosada elimina la lactosa, el azúcar natural de los productos lacteos. Igual que otras leches, esta es una fuente de proteínas, minerales, vitaminas y calcio.

PROS:

  • Te provee de las proteínas esenciales para tu cuerpo más calorías extras de la grasa. Esto es ideal para los infantes y ancianos.
  • La versión deslactosada permite que los intolerantes a ella puedan consumir productos lácteos de vaca.
  • Tienes muchas opciones de un mismo producto para elegir según tus preferencias

CONTRAS:

Aquellas que no son libres en grasa son malas para las personas con problemas del corazón, colesterol alto y aquellos que intentan perder peso.

Leche de almendras

Se hace a partir de almendras molidas y tiene menos colesterol que otras leches, siempre y cuando no este endulzada. También es libre de colesterol, grasas saturadas y libre de lactosa naturalmente.

A pesar de que las almendras son una gran fuente de proteína, la leche no lo es. Tampoco es una buena fuente de calcio. Así y todo, muchas de las marcas disponibles en mercados tiene un suplemento de calcio y de vitamina D para hacerla más completa.

PROS:

  • Es baja en calorías y no contiene grasa saturada ni colesterol
  • Es buena fuente de vitamina A y D
  • Es naturalmente libre de lactosa

CONTRAS:

No es una buena fuente de proteína y, aunque esta fortificada, no contiene calcio que suele ser muy importante en personas con problemas de huesos como la osteoporosis.

También debes tener en cuenta que algunas marcas de leche de almendra pueden contener carragenano que puede causarte problemas digestivos.

Leche de soja

Se hace a partir de porotos de soja y es la mejor alternativa de leche para veganos y personas con intolerancia a la lactosa. Al provenir de una planta es naturalmente libre de colesterol, bajo en grasa saturada y no contiene nada de lactosa.

Los porotos de soja y la leche es una buena fuente de proteína, calcio y potasio. La leche de soja probiótica o fermentada esta disponible y es una opción excelente para personas con presión arterial alta o colesterol alto.

PRO: 

  • Es una buena fuente de proteína, Vitamina A, B12, D, potasio y isoflavonas.
  • Es más proteica que la leche de vaca y tienen menos calorías que la leche entera de vaca.

CONTRAS:

Mucha leche de soja es un problema para aquellos que tienen enfermedades de tiroides y otras condiciones. En el 2008, un estudio realizado por la Universidad de Harvard mostró que una alimentación a base de soja fue la causa de problemas de fertilidad y menores recuentos de espermatozoide.

Leche de arroz

Realizada a partir de arroz molido y agua. Es la mejor opción para aquellas personas que sufren de alergia a las nueces o intolerancia a la lactosa.

La leche de arroz puede ser fortificada con calcio y vitamina D, no es una fuente natural, al igual que la de soja y almendra.

PROS:

  • Es la menos alergénica de las opciones de leche
  • Puede ser fortificada para ser una buena fuente de calcio
  • Puede ser consumida por veganos

CONTRAS:

Es muy alta en carbohidratos y muy baja en proteínas, por eso es la peor opción para personas con diabetes así como aquellas que quieran más proteína (deportistas o ancianos).

Ya te contamos las mejores alternativas en leches para que escojas la que se adapta mejor a tu alimentación y salud.

Video: Beneficios de las leches vegetales

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=UIvRmBWj2-I”]

Califica este artículo:

0/50 votos