5 tips para preparar comida saludable en casa

Lovely young woman enjoying a mouthful of salad while in her kitchen

Mantener una dieta saludable, rica y casera puede demandar, a veces, demasiado tiempo. Sin embargo, ese tiempo que se invierte en cocinar es tiempo que te ahorras en el gimnasio o yendo a correr, pues la comida hecha con tus propias manos es mejor que los alimentos procesados y listos para ingerir.

Sin embargo, existen algunos trucos para mejorar tu alimentos caseros, mantener una dieta saludable y hacerlo sin gastar mucho dinero. Aquí te daremos 5 tips para sorprenderte a ti misma y a tu familia con comidas saludables hechas en casa.

1- Condimenta con precaución

Uno de los problemas más frecuentes es cómo condimentar las comidas. Hacer que los platos sean sabrosos no es una tarea sencilla y muchas veces se comete el error de inundar los alimentos con aderezos.

Para esto, los nutricionistas recomienda una cucharada de aceite por ensalada. ¡Sí una sola! Tal vez te parezca poco, pero si haces la prueba verás que esa cantidad le dará el sabor necesario y tu no sumarás calorías de más.

Tampoco debes usar aceite para cocinar, puedes usar algunos de los productos en aerosol para evitar que la comida se pegue en la sartén. Estos productos no se adhieren a la comida y así no consumes grasas.

Además, no es aconsejable que utilices aderezos ricos en grasas en tus alimentos, como por ejemplo la mayonesa. Estos productos contienen gran cantidad de conservantes, aditivos, sal y azúcar. Y no es cierto que sean bajos en calorías, aunque lo diga en el paquete. Como reemplazos puedes utilizar:

  • un poco de vino
  • vinagre balsámico
  • hierbas
  • aceite de oliva
  • yogur
  • limón
  • ajo

Evita la sal. Ya hemos hablado sobre lo peligroso que es el exceso de sodio en la salud. Aunque parezca algo complicado, sólo debes acostumbrar tu paladar a sentir el verdadero gusto de los alimentos y utilizar la sal en las cantidades permitidas.

También debes controlar el consumo de azúcar, que es una de las principales razones del aumento de peso y es fuente de múltiples problemas en la salud.

Algunas opciones para endulzar son hierbas como la stevia, que se consigue fácilmente en diferentes versiones, o los edulcorante con cero calorías.

2- Olvídate de los alimentos procesados

Siempre es preferible elegir alimentos naturales a cualquier opción enlatada o procesada. Generalmente los costos de estos últimos son más elevados pero facilitan un poco el proceso de cocinar.

Sin embargo, los alimentos naturales no contienen ningún tipo de aditivo que pueda afectar tu salud y son enteramente saludables. Por eso, opta por las frutas y verduras de estación y las que consigas en el mercado, en lugar de las que vienen en latas.

Lo mismo con las salsas o productos en polvo. Lo se que vayas a consumir, tómalo en su estado natural y cocínalo tu misma. Ganarás en sabor y en salud.

3- Planifica tus comidas

Aunque no lo creas, el hambre siempre es voraz, por eso si te anticipas a él podrás cocinar de manera saludable y saciar tus deseos a tiempo y con gusto. Los especialistas recomienda hacer un plan semanal de comidas y comprar todos los ingredientes necesarios con anticipación.

Una vez que tengas las compras, debes tomarte un día para cocinar varios platos y dejarlos en el refrigerador. Así te mantendrás lejos de las tentaciones, ahorrarás dineros y siempre tendrás comidas lista.

4- Cocina con colores

Si bien es un consejo para cualquier receta, es ideal para las ensaladas. La combinación de colores, además de agradable a la vista y al paladar, te asegura la ingesta de diferentes nutrientes.

5- Acompaña tus platos con frutas y verduras

No importa qué cocines, siempre puedes acompañar tus comidas con alguna ensalada, algunas verduras hervidas o con frutas. Estos alimentos te darán sensación de saciedad, te quitarán el hambre y son los más saludables.

No sólo es necesario consumir alimentos naturales, evitar las grasas y hacer actividad física para no aumentar de peso, sino que durante las comidas puedes aplicar algunos hábitos que te harán comer menos y disfrutar más.

Por ejemplo: nunca debes llevar la fuente de comida a la mesa, sino servir las porciones en los platos. Tampoco debes cocinar más de lo que vayas a consumir y si lo haces, rápidamente debes guardar lo que sobre en el refrigerador. Y además, come tranquila y sin apuros, para eso se recomienda apoyar los cubiertos en el plato entre bocado y bocado y masticar varias veces los alimentos.

Con estos trucos podrás mejorar tu alimentación y salud, evitarás el aumento de peso y te sentirás mucho mejor. Anímate a probar y crear en la cocina, tu cuerpo te lo agradecerá.

Video: Comida saludable en casa

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=HIM8VcjoZR0″]