5 trucos para combatir el insomnio y volver a dormir profundamente

Estamos seguros de que conoces a alguien que tiene problemas para dormir. O peor aún, quizás eres tú quien tiene problemas para conciliar el sueño. Cualquiera sea el caso, es importante destacar que dormir es crítico para mantener la salud de nuestro cuerpo.

Necesitamos dormir, e incluso evolucionamos para mantener ciertos ritmos, con patrones de sueño. Sin dormir, no podríamos aprender, recordar cosas, sentir, o incluso funcionar. Necesitamos dormir para poder seguir funcionando. Es tan simple como eso.

Por qué tenemos insomnio

Muchas personas personas no pueden dormir porque están preocupadas. Cuando uno está preocupado, la transmisión que se realiza a través de neurotransmisores se interrumpe, y esto atenta contra el sueño.

Por este motivo es clave que podamos entender cómo funciona nuestro cuerpo y allanarle el camino para que dormir se transforme en algo natural, y no en un problema.

Vamos a compartir contigo algunos consejos para que puedas dormir como cuando eras pequeño. Aplícalos y verás qué tan fácil será volver a conectar con tu mente y descansar sin problemas.

1 – Mantén horarios regulares

El truco más importante para dormir bien es irse a dormir y levantarse todos los días a la misma hora, en lo posible. Sabemos que esto es imposible, porque nuestras rutinas suelen ser variadas, e incluso ciertas acciones sociales no nos permitirán lograrlo.

Sin embargo, es algo crítico a lo que tienes que apuntar la mayoría de los días. Cuando regular tu ritmo circardiano, tu cerebro te lo agradecerá. Cuando ese ritmo se interrumpe por algún motivo, es normal que tu cuerpo empiece a funcionar mal.

Aunque duermas la misma cantidad de horas todos los días, no lograrás efectos beneficiosos si cambias constantemente la hora en la que te duermes y en la que te levantas. Intenta ajustar tu rutina y verás un cambio grande en tu vida.

2 – Medita

La meditación no sólo ayuda a calmar la mente sino que también nos permite entrar en un estado de relajación difícil de obtener de otra manera. Cuando medites estarás más calmado y podrás entrar en un estado de contemplación que te permitirá reducir la ansiedad y el pánico. Sin ansiedad, tendrás menos preocupaciones, y podrás dormir mejor.

3 – Cena temprano

Es importante comer horas antes de dormir, así das lugar a la digestión, sobre todo si has comido carnes o alimentos que tardan más tiempo en procesarse. En lo posible, evita los lácteos, las comidas fritas, las comidas dulces y los alimentos procesados. Intenta comer al menos 4 horas antes de ir a dormir y verás una diferencia notoria.

4 – Ejercita de manera frecuente

No hay mucha ciencia aquí: nuestros cuerpos funcionan mejor cuando nos ejercitamos. No hace falta que te transformes en un atleta profesional. Intenta realizar yoga, salir a correr, o incluso montar bicicleta. Cuando más ejercicio hagas mejor funcionará tu cuerpo.

5 – Busca ayuda en un inductor de sueño natural

Los inductores de sueño naturales pueden ayudar muchísimo a calibrar el sueño. Entre ellos, el más conocido es la melatonina. Habla con tu médico para que te comente cuál es la dosis ideal para tu situación particular. Cuando un inductor de sueño es usado correctamente los beneficios pueden ser muy buenos.