9 hábitos para detener el dolor de espalda

Aunque el por qué de dolor de espalda suele ser bastante amplio, hay muchas pequeñas acciones que puedes implementar en tu cotidianidad para ayudar a aliviar el dolor o evitar que empeore.

¿En qué consiste? Se trata de aliviar la presión, reducir la tensión, siempre protegiendo la columna vertebral y fortalecer los músculos. Cambiar unos cuantos hábitos diarios puede ayudarte a mantener una espalda sana y ¡sin dolor!

1. Trabaja tu cuerpo

Los numerosos beneficios del ejercicio físico que impactan en la salud son conocidos. Un entrenamiento de estiramiento haciendo foco en los músculos centrales pueden ayudarte a reducir dolores o lesiones en la espalda, como la contractura. Intenta incorporar entrenamiento abdominal y de espalda en tu rutina, al menos dos veces por semana. Así, fortalecerás los músculos y ganaras flexibilidad.

2. Duerme con una almohada debajo de las rodillas

Dormir sobre tu espalda le pone presión a la espina. Elevando tus piernas alivias suavemente la presión mientras duermes. Colocando una almohada debajo de las rodillas es suficiente para quitarle presión a tu columna.

3. Cambia tus zapatos

Vístete cómodamente, sin zapatos altos para prevenir el dolor de espalda. Estos zapatos bajos o zapatillas reducen en dolor en la parte baja de la espalda cuando estas de pie. Zapatos con menos de 1cm de alto son los mejores para tu espalda.

4. Ponte derecho

Una buena postura no solo es mejor para verse bien sino que protege las partes de tu columna vertebral, manteniéndola sana. Las malas posturas corporales ponen presión sobre la espalda y cambian la forma de tu espina dorsal. Evita doblar los hombros, inclinarse o doblarse de lado cuando esta de pie.

5. Suma más calcio y vitamina D

Huesos fuertes pueden prevenir la osteoporosis. Es una de las causas más comunes de dolores de espalda, particularmente en las mujeres. Mantén los huesos de tu espina dorsal fuertes y llenas de calcio y vitamina D. Encuentra el calcio en:

  • Leche
  • Yogurt
  • Suplementos
  • Verduras de hojas verdes

Encuentra la vitamina D en:

  • Pescado grasoso
  • Yemas de huevo
  • Hígado
  • Queso

Siempre consulta con tu médico antes de comenzar a tomar suplementos.

6. Muévete

Si estás en la oficina o una fiesta, evita quedarse sentado en una posición incómoda o parado en un lugar fijo. Muévete por la habitación evitando ponerle presión a tu espina dorsal, porque esto es lo que sucede cuando te quedas parado por mucho tiempo.

7. No se recueste sobre su escritorio

Cuando estés sentado en la silla de la oficina, utiliza la misma postura derecha que cuando estas de pie. Es importante que mantengas una buena postura que mantenga tu espalda apoyada, sobretodo si pasas varias horas sentada.

8. Apaga el cigarrillo

Todos sabemos los riegos que conlleva fumar, pero quizás no sabías que fumar te hace más propenso a tener dolor de espalda. Una de las razones para que esto ocurra es que la nicotina restringe el flujo sanguíneo a los discos de la columna vertebral. Como consecuencia, puedes hacer que se sequen, se quiebren o se rompan. Fumar también reduce la cantidad de oxígeno en la sangre, lo que provoca una reducción en la nutrición de los músculos y tendones de la espalda.

9. Estiramiento

Mixed race businesswoman stretching at desk

Estar de pie, sentado o acostado durante un período largo de tiempo no es bueno para tu espalda. Alivia la tensión del día cada vez, ya sea levantándote, caminando o haciendo ejercicio de estiramiento. Esto te ayuda a reactivar la circulación en tu espalda. Puede también aliviar tensiones o dolores que se producen debido a la quietud.

Incorpora a tu rutina estos hábitos y elimina para siempre el molesto e incomodo dolor de espalda .