Cómo preparar aceite de lavanda en 7 simples pasos

El aceite de lavanda tiene un aroma delicioso y propiedades excelentes para el cuerpo. Este aceite puede calmar la piel lesionada y la comezón, ayudarte a dormir mejor y puede ser usado para dar masajes. También es un excelente bálsamo para aromatizar el hogar o la ropa.

A continuación te contaremos como preparar aceite con lavanda para aromatizar o usar en lo que desees.

1. Cortar ramitas de lavanda fresca o puedes usarlas secas. Corta las ramas sin quitarle las flores en pedacitos de 15 cm aproximadamente. Las hojas, los tallos y las flores puedes usarlos para aromatizar los aceites pero debes evitar los que son gruesos.
Los capullos tienen olor fuerte, también puedes usarlos así tu aceite tendrá un aroma más concentrado.

2. Deja secar la lavanda en caso de que estés usando tallos frescos. Puedes envolverla en un paño para mejorar el aroma. Ata las ramitas con una bandita elástica y déjala boca abajo en un área seca.

Exponerlo a la luz del sol secará la lavanda rápidamente pero puede dañar ciertos componentes del aceite. La lavanda recién cortada puede tardar en secarse dos semanas.

3. Tritura la lavanda en pequeños trozos, sin llegar a hacerse polvo. Desmenuza los pedazos o aplasta suavemente para exponer la fragancia. Luego colócalas en un frasco limpio y seco.

4. Vierta el aceite sobre las flores, tiene que ser un aceite neutro, sin perfumar y que cubra completamente la lavanda y un poquito más para cuando se expandan las flores tengan lugar para hacerlo sin quedar al descubierto.

El aceite de almendras, oliva o de cártamo se usa generalmente para esto, intente usar el menos fuerte para que la lavanda sea el aroma que predomine.

5. Para el próximo paso tienes dos opciones:

  • Cubrir bien el recipiente y dejar 48hs expuesto a la luz solar para que el aceite absorba todo el aroma de la lavanda.
  • Si no tienes suficiente luz solar, puedes calentar el aceite con mucho cuidado en una hornalla. Vierte el aceite es un recipiente y dale calor entre 2 a 5 horas mantienendo una temperatura de 40º promedio. La cocción fuerte podría quemar el aceite y la vida útil del mismo.

6. Una vez fría, cuele la preparación utilizando una gasa sobre un recipiente limpio, desechando las flores y tallos.

7. Puedes optar por agregarle vitamina E al aceite para aumentar su vida útil. Esto se recomienda si no tienes un lugar fresco para almacenar el aceite. Unas gotitas de esta vitamina bastará.

Califica este artículo:

0/50 votos