Por qué debes comenzar a utilizar aceites para masajes

Una herramienta de creciente interés destinada a incrementar el efecto de los masajes está representada por los aceites para masajes.

En la actualidad, estos productos pueden adquirirse en las tiendas especializadas, pero son numerosas las posibilidades que tienen los masajistas actuales de elaborar sus propios aceites. Los recursos de la aromaterapia pueden emplearse en forma conjunta para mejorar el rendimiento, al combinar las esencias florales o vegetales con óleos refinados.

Las ventajas asociadas con el uso de aceites para masajes en la práctica de los masajes comprenden no sólo un acentuado aumento de la acción de este procedimiento, sino que mejoran la salud en otros aspectos.

Estas sustancias penetran la piel y brindan una sensación de bienestar por sus efectos sobre los tejidos subyacentes. Por otra parte, los aromas agregados estimulan ciertas regiones del cerebro por medio de su acción directa sobre la mucosa nasal.

Una de las esencias más utilizadas en la elaboración de estos productos es la canela, debido a su capacidad para evocar recuerdos infantiles y a sus efectos estimulantes sobre la temperatura local.

El romero es otra fragancia de interés para la creación de aceites para masajes, pero sólo se emplea con claros fines energizantes dada su intensidad y calidez. En cambio, las formulaciones humectantes se obtienen mediante la combinación de varios productos, entre los que se destacan los aceites de almendras y de aguacate.

Por lo tanto, las posibilidades para la elaboración y utilización de aceites para masajes brindan a profesionales y pacientes una amplia variedad de opciones apropiadas para cada condición.

Califica este artículo:

0/50 votos