Los mejores remedios caseros para aclarar la piel de las axilas

El oscurecimiento de la piel de las axilas se ha convertido en un verdadero trauma especialmente para las mujeres, quienes optan por no utilizar ropa sin mangas, evitan ir a la playa y hasta limitan el movimiento de sus brazos para evitar que alguien note este vergonzoso problema.

Las irritaciones en la piel, decoloraciones u oscurecimientos son padecimientos bastante comunes en ciertas áreas del cuerpo como los pliegues, el cuello, los codos y las rodillas.

Pero, en el caso de las axilas el problema puede ocurrir tanto por factores internos como externos, como por ejemplo el uso de desodorantes inadecuados, el roce constante de la ropa e incluso la decisión de rasurase constantemente, en lugar de la depilación.

En fin, las razones pueden ser muchas, pero la buena noticia es que no es un problema que no tenga remedio. Lo mejor de todo es que se pueden lograr excelentes resultados con productos naturales y otros ingredientes que seguramente ya están en casa.

Entonces, para aclarar la piel de las axilas recomendamos:

  • Aloe vera. También conocido como sábila en otros países, es una planta cuya pulpa se asemeja a un gel y tiene excelentes resultados no solo para aclarar la piel, sino para mantenerla hidratada y libre de cicatrices.
  • Bicarbonato de sodio y limón. Simplemente se elabora una pasta mezclando estos dos ingredientes para colocarla en las axilas minutos antes del baño durante varias semanas hasta que se noten los resultados. Pero hay que tener cuidado porque dependiendo del tipo de piel, puede irritarla un poco, así que la aplicación no debe excederse de cinco minutos, una vez por semana.
  • Agua oxigenada. Se aplica sobre las axilas en las noches, antes de dormir, con una mota de algodón y se lava el área en las mañanas. Los resultados son a mediano y largo plazo, así que hay que tener un poco de paciencia.

Cada uno de estos remedios pueden aplicarse por separado y esperar los resultados o se pueden combinar, uno diariamente o en diferentes momentos del día, dependiendo también de la tolerancia de la piel, pues la idea es mejorar el problema, no empeorarlo.

Otros trucos naturales que también funcionan son:

  • Frotar la zona con la mitad de un limón durante unos minutos
  • Colocar una mascarilla de yogurt y avena durante 10 minutos
  • Masajear el área diariamente con aceite de coco antes de ducharse

Recomendaciones generales

Aunque en ocasiones se trate de una situación que se derive de cuestiones directamente relacionadas con el funcionamiento del cuerpo, como por ejemplo, la cantidad de melanina que producimos y que nos hace más propensos a desarrollar machas en la piel, hay recomendaciones que podemos seguir para no empeorar el problema, como:

  • Mantenernos siempre hidratados con el consumo constante de agua
  • Alimentarnos de manera balanceada, evitando los excesos
  • Disminuir lo máximo posible el consumo de azúcar refinada
  • Prestar mucha atención a los ingredientes de los productos de higiene personal
  • Utilizar jabones neutros, en especial de glicerina, si no se es alérgico al producto
  • Exfoliar -una vez por semana- el área de las axilas con esponjas vegetales
  • Usar cremas hidratantes ricas en vitamina A, por lo menos una vez al día
  • Preferir los desodorantes sin alcohol y sin fragancias o alternativas naturales

También vale la pena probar colocando alguna crema blanqueadora que normalmente se use para el rostro y evaluar los resultados.

Si ninguna de estas recetas caseras funciona, la recomendación es visitar a un dermatólogo, quien puede indagar en las causas de este problema e indicar el tratamiento más adecuado.

Es importante recordar que en algunos casos el oscurecimiento de la piel es el resultado de otras patologías que requieren de atención médica.