La guía definitiva sobre adicciones (compártela y salva vidas)

Las adicciones resultan del consumo de alguna sustancia (como por ejemplo alcohol, nicotina) o de la realización de alguna actividad (sexo, apuestas) que puede ser placentera pero que, a largo plazo, interfiere con la vida normal de una persona y se hace difícil de controlar.

En este artículo podrás encontrar toda la información más importante sobre las adicciones:

  • Qué son las adicciones
  • Cuáles son las adicciones más comunes
  • Cuáles son sus principales causas
  • Cuáles son las sustancias más adictivas
  • Cómo se previenen las adicciones
  • Adicciones en adolescentes
  • Adicciones en jóvenes y adultos
  • Consecuencias de las adicciones

Si te consideras un adicto o conoces a alguien que esté pasando por este problema no dudes en compartir esta información. Nuestro objetivo es generar conocimiento sobre este tema para ayudar a quienes pueden estar sufriéndolo.

Qué son las adicciones

Para definir correctamente a las adicciones, no hay nada mejor que enumerar qué tienen en común. Son básicamente dos cosas:

  • Es una acción que repites más de lo que te gustaría
  • Continúas haciéndolo más allá de las consecuencias negativas

La gente suele consumir drogas o alcohol para escapar de alguna situación particular, o como método de auto-premiación. Sin embargo, a lo largo del tiempo, las adicciones te harán sentir que no puedes disfrutar la vida sin ellas.

Una adicción debe cumplir con, al menos, tres de los siguientes criterios:

  • Tolerancia: ¿el consumo va en aumento con el tiempo?
  • Problemas al dejarla: ¿tienes síntomas cuando intentas dejar una adicción?
  • Control limitado: ¿realizas el acto adictivo más de lo que te gustaría?
  • Consecuencias negativas: ¿continuaste con la adicción más allá de las consecuencias negativas que trajo?
  • Actividades en segundo plano: ¿tu adicción te hizo dejar de lado alguna actividad social, de trabajo, o recreacional?
  • Energía o tiempo consumido: ¿piensas demasiado en la adicción? ¿gastas mucho tiempo físico en ella?
  • Deseo de liberarte de ella: ¿alguna vez pensaste en bajar tus niveles de adicción o quisiste dejarla?

Recuerda: si te sientes identificado con al menos tres de estos puntos mencionados anteriormente, eres esclavo de algún tipo de adicción.

Cuáles son los tipos de adicciones más comunes

En el mundo, una gran cantidad de personas sufren enfermedades, que disminuyen su calidad de vida y se vinculan a algún tipo de adicción. Aquí te diremos cuáles son las cinco adicciones más comunes, cuáles son sus efectos y cómo superarlas.

1. Adicción al alcohol

AgencjaAIAC / Pixabay

El consumo prolongado de alcohol puede conducir a la adicción afectando la capacidad de juicio y concentración. Si bien es más común entre los hombres, en el último tiempo, mientras los adictos varones se duplicaron, los casos en mujeres se triplicaron.

El alcohol genera efecto devastadores en la salud y afecta la capacidad de las personas para relacionarse con su entorno.

2. Adicción a las drogas

La adicción a las drogas incluye a las legales, como los fármacos disponibles con recetas, o ilegales, entre las que se encuentran numerosas sustancias que alteran el organismo humano.

Entre las drogas legales aparecen psicofármacos, estimulantes o antidepresivos como las anfetaminas, los calmantes (denominados adictivos silenciosos) o el prozac, una sustancia recetada mundialmente por médicos para problemas de depresión que genera una fuerte dependencia en los usuarios.

Al tratarse de comprimidos recetables son importantes las políticas de salud pública para regular su uso.

A mitad de camino entre las drogas legales e ilegales se encuentra el cannabis. Esta hierba, que está permitida en algunos países y en otros no, tiene facultades medicinales pero causa adicción, provoca trastornos psicológicos y problemas para la salud, en especial cuando se fuma.

Las drogas ilegales son el principal foco de conflicto entre los países por estar relacionados al narcotráfico. Entre ellas se encuentran: la cocaína, una de las drogas sociales más adictivas y peligrosas; el éxtasis, que provoca a corto plazo aceleración del ritmo cardíaco y el aumento de la presión arterial; la heroína y el LSD, uno de los alucinógenos más potentes.

En este último grupo de sustancias existe un amplio universo de derivados y mezclas de baja calidad que son muy destructivos para la saluda física y psicológica de las personas.

3. Adicción al juego

Este tipo de problemas no está relacionado con el consumo de sustancias sino que es la actitud compulsiva a los juegos de azar que la persona no es capaz de detener. Esta adicción puede generar problemas económicos y sociales, que también afectan la salud.

4. Adicción al cigarrillo

geralt / Pixabay

El tabaco es una de las principales causas de muerte en el mundo y es el objeto de investigación al que más recursos se le destinan en el planeta. La principal causa de la adicción al cigarrillo es la nicotina, un químico nocivo para la salud y que dificulta el dejar de fumar.

Se calcula que la edad de inicio para el consumo del tabaco se encuentra ahora en los 14 años, por lo que múltiples países comenzaron con campañas para prohibir la venta a menores.

En todo el mundo existen políticas para desalentar el consumo de tabaco, ya sea con restricciones sobre los lugares en los que se permite fumar o cargando con fuertes impuestos el precio de los paquetes.

5. Adicción a la comida

Si bien la comida es uno de los placeres de la vida, muchas personas son incapaces de controlar lo que comen. Este abuso es una adicción que genera problemas como la obesidad, una enfermedad que degenera las funciones del organismo y deteriora la salud de las personas.

Con el avance de la tecnología y los cambios en la forma de vida aparecieron nuevas adicciones, por ejemplo: los adictos a internet, los videojuegos, el sexo o la vigorexia, que es la obsesión por desarrollar los músculos.

Las principales causas de las adicciones

Las adicciones crean dependencia psicológica, como por ejemplo el juego, el sexo, o el trabajo. El tipo más común de adicción está relacionado con el consumo de drogas.

Entre el consumo de drogas, podemos encontrar el alcohol, las metanfetaminas, los medicamentos con prescripción médica, los estimulantes, o el tabaco.

Una adicción es diferente de un hábito. El hábito se controla y se realiza por elección. La adicción, por el otro lado, nos controla a nosotros.

Las causas de las adicciones pueden ser varias:

  • Niveles altos de estrés
  • Tener un pariente con historial de adicción
  • Sufrir una herida fuerte
  • Sufrir un trauma importante
  • Exposición a drogas desde temprana edad
  • Problemas de salud mental (cambios en el humor, ansiedad, depresión)
  • Trauma psicológico (pérdida de parientes, ser solitario)

Cuáles son las principales sustancias adictivas

No todas las adicciones son iguales. Más allá de que todas comparten el hecho de poder “controlarnos”, definitivamente hay algunas que son más adictivas y difíciles de controlar.

La nicotina es una sustancia altamente adictiva que se puede encontrar en cualquier cigarrillo. Es, por lejos, la adicción más común en América. Dos de cada tres personas que probaron un cigarillo fueron dependientes al tabaco en algún momento de sus vidas.

Los barbitúricos son sustancias que se utilizan principalmente para tratar la ansiedad e inducir al sueño. En dosis bajas, estas sustancias pueden causar síntomas de euforia, pero en dosis más altas pueden generar sobredosis ya que pueden bloquear la respiración.

La cocaína es utilizada por casi 20 millones de personas en todo el mundo. Por este motivo es una droga que mueve miles de millones de dólares al año. La cocaína reacciona con los niveles de dopamina, previniendo que las neurona “apaguen” la señal de “sentirse bien”. Esto hace que se activen ciertos circuitos neuronales. La cocaína es tan fuerte que aproximadamente el 21% de las personas que la probaron fueron adictos a ella en algún momento de sus vidas.

El alcohol tiene el potencial de generar efectos negativos en el cuerpo y en la mente, y usualmente éstos son irreversibles. Estudios demostraron que el alcohol incrementa el nivel de dopamina en el cerebro más más de 360%. Esta sustancia, que irónicamente es legal en casi todo el mundo, mata a más de 3 millones de personas por año.

La heroína es la sustancia más adictiva del planeta. A nivel escala, se lleva 2.5 de 3 puntos de adicción. Una de cada cuatro personas que prueban la heroína se hacen adictos. Es un droga muy peligrosa ya que la dosis que puede matar es tan sólo cinco veces más grande que la dosis utilizada para drogarse.

Prevención de adicciones

Más allá de que no existe una forma 100% efectiva de prevenir una adicción, aquí compartimos contigo algunos consejos que te permitirán evitar una adicción, cualquiera sea tu historia personal.

Afronta los problemas del pasado. Esto se puede hacer consultando un profesional. Si tienes un problema que te aqueja desde hace un tiempo, intenta ir a un grupo de auto-ayuda, leer libros de superación personal o tratándote con un psicoanalista. Cerrar un pasado traumático te permitirá afrontar el futuro de una manera más clara.

Elige tus amigos con cuidado. La presión de tu entorno combinada con un carácter débil puede llevar a la adicción. Lo mejor es evitar a la gente que puede ser una mala influencia para ti. El acceso fácil a drogas es uno de los factores de riesgo más grandes que existen.

Evita empezar de joven. Aquellas personas que empiezan a beber o a consumir drogas desde comienzos de la adolescencia tienen más probabilidades de ser adictos de adultos.

Aprende sobre las consecuencias de caer en una adicción. Algunas son más que obvias: perder tu trabajo, dejar los estudios, perder amigos y el apoyo de seres queridos, entre otros. Según un estudio realizado por el NIDA, entender todas las consecuencias de una adicción redujo la probabilidad de consumo de drogas en adolescentes.

Adicciones en la adolescencia

Los adolescentes que se drogan tienen más riesgos de ser adictos una vez que sean adultos. Para esto, es importante entender la diferencia entre el uso de drogas y la adicción. Muchos adolescentes experimentan con drogas pero esto no significa que sean adictos.

La mitad de las personas que prueban una droga por primera vez tienen menos de 18 años. La experimentación con drogas juega un papel importante en la adicción. Sin embargo, un adolescente que prueba una droga no tiene por qué volverse adicto. Es más importante entender cuáles son los motivos que pueden llevar a un adolescente a probar una droga.

Las razones más comunes por las cuales un adolescente prueba una droga:

  • Simple curiosidad
  • Presión de su entorno
  • Estrés
  • Problemas emocionales
  • Deseo de “escapar” de la realidad

La mayoría de los adultos adictos probaron drogas antes de cumplir 21 años. La buena noticia es que el ritmo en el cual los adolescentes abusan de drogas está bajando. Si piensas que tu hijo adolescente puede estar en peligro, no dudes en ponerte en contacto con tu centro de lucha contra adicciones local.

Por otro lado, un adolescente adicto no es tan fácil de detectar, porque a veces puede ser difícil encontrar la diferencia entre simples actos rebeldes de la adolescencia y signos de adicción.

Entre los signos más comunes de adicción, encontramos:

  • Malas calificaciones en la escuela
  • Ojos rojos
  • Risas sin motivos
  • Pérdida de interés en actividades
  • Mala higiene personal
  • Mala apariencia física
  • El adolescente evita el contacto visual
  • Hambre frecuente
  • Olor a cigarrillo en su aliento o prendas
  • Cansancio inusual

Es responsabilidad de los padres iniciar una conversación con sus hijos si sospechan que puede existir una adicción. Uno de cada cinco padres que sospechan de una adicción en sus hijos no intervienen para prevenir el consumo futuro de drogas.

Adicciones en jóvenes y adultos

El 70% de las personas que consume drogas tiene trabajo. Entre las sustancias más consumidas podemos encontrar el alcohol, la marihuana y la cocaína.

Algunas personas que consumen podrían calificar como “funcionales”, o incluso podrían llegar sin problemas a tener éxito laboral más allá de consumir drogas. Sin embargo, ser “funcional” o capaz no significa estar sano. El abuso de drogas daña la salud de todas las personas que son víctimas de éstas.

El abuso de drogas puede llevar a baja productividad, accidentes físicos e incluso muerte. La probabilidad de sufrir un accidente en el trabajo sube cuando la persona está bajo los efectos de alguna droga.

Entre otros efectos, podemos encontrar:

  • Síntomas que afectan la performance laboral
  • Incapacidad de concentración
  • Incapacidad de relación normal con compañeros de trabajo

Las principales consecuencias de las adicciones

La mayoría de las personas sólo dejan de tomar drogas o alcohol una vez que ya sufrieron una gran cantidad de consecuencias negativas.

Uno está listo para dejar la adicción cuando los dos lados de la misma chocan. Por un lado, la adicción se siente tan bien que uno necesita más. Por el otro, la adicción no hace más que traer consecuencias negativas. Luego de un tiempo, uno de los dos bandos tiene que ganar.

Si eres adicto, no hace falta que te choques contra el suelo. La idea de recursos como éste mismo es artículo es mostrarte que es posible dejar una adicción antes de que la misma arruine todo lo que tienes. Imaginarse cómo sería la peor situación posible te ayudará (o ayudará a un ser querido) a dejar una adicción antes de que sea tarde.

Las consecuencias más importante de la adicción son sociales, emocionales y psicológicas. La gente suele pensar que las consecuencias físicas o económicas son las peores, pero la verdad es que éstas suelen ser las últimas en aparecer.

En la mente de un adicto es necesario trabajar para pagar las cuentas, y así pagar su adicción. Cuando el trabajo empieza a sufrir las consecuencias de la adicción, el adicto pasa de ser funcional a no funcional.

El daño de las adicciones a las relaciones y al cuidado personal es muy profundo. Cuando eres adicto, lastimas a tus amigos y a tus familiares. Te sientes menos, sientes que te traicionaste. Cambiaste horas de tu vida por algo que no sólo te destruyó sino que además te quitó todo lo importante en tu vida.

Esas son las consecuencias que un adicto tiene que ver antes de llegar a lo más profundo de una adicción. Si no lo puedes hacer por tí, hazlo por quienes más te quieren.