Para qué puedes usar la albahaca: 5 increíbles usos

¿Una hierba aromática versátil y ampliamente utilizada? Por supuesto hablamos de la albahaca, una planta que es fácil de cultivar a partir de la semilla, pero que es muy sensible al frío.

La planta crece bien en climas cálidos y se usa ampliamente en todo el sur de Europa, particularmente en el Mediterráneo y en muchas partes de Asia.

Hay numerosas especies de albahaca; algunos tienen aromas que recuerdan a piña, limón, canela o clavo de olor; otros tienen hermosas hojas de color púrpura.

La variedad llamada albahaca santa (tulsi) es una parte esencial de un auténtico curry tailandés. En las regiones mediterráneas, la albahaca y el tomate son una combinación clásica. Mira en qué preparaciones puedes incluir la albahaca para obtener un resultado perfecto.

Para salsa al pesto

Hacer tu propia salsa al pesto al estilo italiano será una experiencia inolvidable, es muy divertido y la favorita de los niños. Para servir puedes agregarle una salsa de tomate simple o solo un poco de queso rallado. Asegúrate que la salsa esté lista antes de cocinar la pasta ya que debe ser servida de inmediato.

Vas a necesitar albahaca fresca, ½ diente de ajo aplastado, 1 cucharada de piñones tostados o nueces (opcional) 2 cucharadas de queso parmesano rallado, 1-2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, pimienta negra recién molida. Después que laves la albahaca colócala dentro de la licuadora con el resto de los ingredientes, después cocina la mezcla para servir sobre la pasta.

Hamburguesas

La albahaca es perfecta para cumplir el papel de vegetal verde en las clásicas hamburguesas. Una forma es combinarlo con pepinillos y tomates en rodajas que será suficiente para armar uno de los pisos de la hamburguesa.

Topping de pizza

Las preferidas para las cenas nunca saben igual si no llevan albahaca. Una perfecta combinación para el topping es la siguiente:

Lata de salsa de toma, 2 bolas grandes de queso mozzarella, 3 cucharadas de aceite de oliva. 3 cucharadas de aceite de maní, sal marina y pimienta negra recién molida, 1 gran puñado de hojas de albahaca, jamón desgarrado en pedazos.

Ensalada de frutas

En verano las ensaladas de frutas son geniales para conseguir esa sensación de frescura y a la vez mantenernos saludables.

Aunque no lo creas, la albahaca en una ensalada de frutas le dará un toque único. Para hacer la presentación asombrosa usa una sandía o patilla, debes sacarle toda la fruta que tiene y dejarlo en forma de envase.

Lo que vas a necesitar es 3-4 melocotones, 8 fresas, 6 ramitas de albahaca (alrededor de ½ taza de hojas poco compactas), 2 hojas de menta, -½ taza de jugo de granada y una ralladura de limón.

Pasta de albahaca con limón

Esta preparación va a dejar a los invitados con la boca abierta. Es una de esas opciones extrañas pero fantásticas. Los ingredientes son: 4 cups pasta (spirals, shells, elbows etc) cocida, 4 calabacines, 2 cucharadas de aceite, 2 dientes de ajo, 1 taza de hojas de albahaca, algunas ramitas de perejil fresco y tomillo, jugo de un limón, -¾ taza de aceite de oliva, -¼ cucharadita de sal y Pimienta negra molida.

Para preparar estos platos toma en cuenta que las hojas de la albahaca deben manipularse con cuidado ya que se magullan fácilmente. Las hojas grandes se pueden triturar en trozos pequeños o cortar con un cuchillo muy afilado mientras que las pequeñas se pueden usar en su totalidad.

Por último, de ser posible, recoge la albahaca justo antes de usarla o, como alternativa, mantén las hojas frescas en un recipiente cerrado para que no se marchiten.

Califica este artículo:

0/50 votos