3 alternativas a la leche de vaca muy ricas y saludables

¿Estás buscando reemplazar la leche de vaca por alguna alternativa más sana? Puede que no te guste la leche de vaca, o que seas intolerante a la lactosa. No importa el motivo, la buena noticia es que hoy en día tienes muchas opciones para elegir.

Hoy vamos a enfocarnos en las tres alternativas más famosas: la leche de soja, la leche de almendras, y la leche de coco. Descubrirás los pros y contras de cada una de ellas. Sigue leyendo para tomar la decisión que más te guste y se adapte a tus gustos.

¿Cuál vas a elegir?

Alternativas a la leche de vaca

1. Leche de soja

La leche de soja se produce directamente utilizando los granos o aislando la proteína de la soja. Muchas veces se le agrega aceites vegetales para mejorar el gusto y la consistencia.

Esta leche puede variar considerablemente según el productor. Funciona muy bien como sustituto de la leche de vaca en platos, con café, o sobre cereales.

Una taza de esta leche contiene aproximadamente 90 calorías, 4.5 gramos de grasa, 9 gramos de proteína y 4 gramos de hidratos de carbono.

La buena noticia es que la leche de soja contiene casi la misma cantidad de proteína que la leche de vaca pero la mitad de calorías, grasas, e hidratos de carbono.

El único “problema” con la leche de soja es que todavía se está debatiendo el efecto de las isoflavonas sobre el normal funcionamiento de las hormonas. La verdad es que todavía no hay evidencia que demuestre que cantidades moderadas de leche de soja puedan causar daños a los adultos. El tema todavía se está debatiendo fuertemente.

2. Leche de almendra

La leche de almendra se produce con almendras enteras, o preparando una mezcla de manteca de almendra y agua. Tiene una textura suave y un sabor un poco dulce.

Puedes agregar la leche de almendra al café, a un té, mezclarla en batidos o utilizarla como reemplazo a la leche de vaca en postres o alimentos cocidos.

Una taza de leche de almendras contiene 35 calorías, 2.5 gramos de grasa, 1 gramos de proteína y 2 gramos de carbohidratos. En comparación a la leche de vaca, contiene menos de un cuarto de calorías y menos de la mitad de grasa. También tiene muchísima menor cantidad de proteínas e hidratos de carbono.

Es una de las mejores opciones de bajas calorías, y funciona como un excelente reemplazo de la leche de vaca, sobre todo para personas que están intentando bajar de peso.

El problema con la leche de almendras es que contiene menor concentración de vitaminas, minerales, y grasas saludables que la almendra cruda. Si vas a optar por este tipo de leche, elige la que tenga más almendras en su composición total, buscando entre 10 y 15% de almendras por envase.

3. Leche de coco

La leche de coco se realiza con agua y la carne blanca de los cocos marrones. Se vende en muchísimos lugares del mundo y tiene una textura cremosa y dulce, con un sabor sutil de coco.

Un vaso de leche de coco contiene 45 calorías y 4 gramos de grasa. Sin embargo, no contiene proteínas y tiene muy pocos hidratos de carbono. Esto hace que contenga un tercio de calorías que la leche de vaca, la mitad de grasa y muchísima menor cantidad de hidratos y proteínas.

Califica este artículo:

0/50 votos