Descubre qué es el astigmatismo y cómo afecta tu vista

Se conoce como astigmatismo a una imperfección de la vista, que se puede presentar en diferentes zonas: en la curvatura de la córnea, en el domo que cubre el iris y la pupila del ojo, y en la forma de la lente. Constituye una de las afecciones visuales más comunes y se caracteriza porque los objetos se ven borrosos.

El astigmatismo es un error refractivo, que ocurre cuando la córnea o la lente no son lisas, sino que tienen una curva desigual. Esto causa que los rayos de luz no se refracten de la manera adecuada. En los ojos sanos, tanto la córnea como el cristalino son lisos y curvos por igual para enfocar la luz sobre la retina en la zona trasera del ojo.

Características del astigmatismo

El astigmatismo significa que el ojo no es completamente redondo. Los ojos sanos muestran forma de círculo perfecto, en el cual entra la luz y se distribuye uniformemente para ofrecer una visión clara. No obstante, cuando pierde esa forma la luz se dirige en forma desigual a varias direcciones, por lo que solo permite enfocar una parte de los objetos.

Los ojos normales enfocan los rayos de luz en la retina mediante la córnea y la lente. Por otra parte, cuando se tiene astigmatismo, las imágenes se enfocan delante y más allá de la retina.

Con el astigmatismo, los objetos a distancia o cercanos se notan borrosos y distorsionados. Existen dos tipos de esta enfermedad ocular: astigmatismo corneal y astigmatismo lenticular: se distorsiona la forma de la lente.

Es posible que las personas nazcan con esta enfermedad, incluso se ha demostrado que la mayoría presenta cierto grado de astigmatismo cuando nace. Este defecto visual puede aparecer con otras afecciones, como la miopía y la hipermetropía.

Causas del astigmatismo

El astigmatismo es un error refractario completamente natural que acompaña a un gran número de gente desde el nacimiento. En algunos se manifiesta en niveles leves, mientras que a otros afecta con mayor intensidad.

No se ha determinado la causa exacta de este desperfecto ocular. No obstante, puede aparecer luego de que el ojo resulte lesionado, sufra una enfermedad o haya sido sometido a una cirugía.

Durante años se ha difundido el mito de que el astigmatismo surge por leer constantemente con poca claridad o por ver televisión demasiado cerca, pero los estudios han refutado esta teoría.

Síntomas y diagnóstico del astigmatismo

La visión borrosa constituye el principal síntoma, aunque también puede deberse a una fatiga visual. En caso de que tengas problemas para ver claramente y enfocar los objetos, será mejor que visites a un oculista que te realice un examen de la vista para conseguir el origen de las fallas.

Solo un especialista podrá diagnosticarlo mediante un examen detallado de la visión. Es posible que junto al astigmatismo se consiga miopía o hipermetropía. En cualquier caso, se recomienda visitar al médico si se nota algún cambio en la visión.

Tratamiento

El astigmatismo tiene la particularidad de que casi todos los casos pueden corregirse usando gafas o lentes de contacto. Existen dos tratamientos comunes y el oculista te ayudará a escoger el que mejor se adapte a tu condición:

  • Lentes correctivos: anteojos y lentes de contacto especiales se utilizan para mejorar los síntomas de este problema visual, tanto en niveles suaves como en otros más avanzados.
  • Cirugía: utilizando el láser, el médico especialista modifica la forma de la córnea para llevarla a su estado normal.

Para los niños resulta complicado notar que lo sufren y eso afecta seriamente su desarrollo escolar y social. Por lo tanto, los adultos tienen la responsabilidad de llevarlos a un oculista que descarte los problemas de la visión.

Califica este artículo:

0/50 votos