Conoce todos los beneficios del ácido pantoténico

El ácido pantoténico es una vitamina que el cuerpo no puede almacenar por ser hidrosoluble; la cantidad que sobra es expulsada del organismo a través de la orina, sudor y lágrimas por lo que debe reponerse diariamente. Está contenido en la vitamina B.

Junto con la biotina, vitamina B es indispensable para el crecimiento de la persona y la producción de ácidos grasos. Son elementos que actúan en la utilización y descomposición de los alimentos, así como en la transformación del piruvato; además genera colesterol y hormonas.

Además, ayuda a asimilar las grasas, proteínas y carbohidratos que se necesitan para la vida celular

Lo consumimos en las comidas

Es importante que el ser humano consuma vitamina B, para tener a tono las defensas en casos de infecciones, mareos, hemorragia y debilidad.

Gracias al ácido pantotémico se ejecutan varios procesos enzimáticos, de hecho, mantiene la coenzima A.

Lo contiene la mayoría de los alimentos que consumimos, especialmente los de origen animal. Es sintetizado por las bacterias intestinales, lo cual hace que su deficiencia sea prácticamente inexistente.

Son ricos en ácido pantoténico los huevos, aguacate, levadura, leche, aves de corral, vísceras, lentejas, brócoli y verduras familia del repollo, papas, champiñones, cereales integrales. También se halla en suplementos de pantotenato de calcio y pantetina.

Quienes tienen mayor probabilidad de carecer del ácido, son aquellas personas que optan por una alimentación vegana.

¿Por qué es importante?

La importancia del ácido radica en la formación de anticuerpos para que nuestro sistema inmune se mantenga en perfecto estado. También interviene en el procesamiento de las hormonas antiestrés, es decir, la adrenalina; esta parte sucede en las glándulas suprarrenales, desde el colesterol.

Dentro de sus funciones se encuentra la formación de insulina, metabolizar grasas e hidratos de carbono, sintetizar el hierro, disminuir la migraña, aliviar malestares propios de la artritis, bajar los niveles de colesterol en la sangre, sanar algunos daños en la piel, hacer que el metabolismo gane energía, minimizar la acidez en el estómago, úlceras y otras patologías gástricas.

Cuando una persona no recibe el ácido pantoténico experimenta síntomas como alteraciones intestinales, dolores de cabeza, insomnio, náuseas y vómitos, fatiga, hormigueo y adormecimiento en los pies y manos, se dispara la insulina y se produce hipoglucemia.

Hay otras afecciones asociadas a la falta de vitamina B, las cuales podemos prevenir o tratar con su consumo. Nos referimos a los niveles elevados de lípidos en la sangre, insuficiencia adrenal, artritis reumatoide, migrañas, cataratas, estrés.

Dosis y contraindicaciones

Es conveniente consultar con el médico la dosis adecuada; aunque no se ha comprobado efectos tóxicos ni en seres humanos ni en animales, es bueno manejar una cantidad, debido a que el exceso de suplementos ha provocado diarrea. Generalmente son de 5 a 10 miligramos por adulto, diariamente, vía oral.

Como se dijo anteriormente, podemos recibirlo en nuestra dieta habitual, pero también es sugerido tomar los suplementos de B5; esta también nos ayuda a eliminar la seborrea y caspa, así como la caída del cabello, subir las defensas, endurecer las uñas, retrasar el encanecimiento.

Su consumo es bueno para cicatrizar heridas más rápido, tratar la dermatitis y otros problemas en la piel, controlar la artritis y artrosis, disminuir el estrés, bajar la infertilidad de pareja, curar el estreñimiento y es usada como parte del método para superar el alcoholismo.

Mejorar las afecciones respiratorias, enfermedades celiacas, depresión, síndrome del túnel carpiano, convulsiones, autismo y déficit de atención con hiperactividad, son vinculados al ácido pantoténico.

Funciona de forma óptima junto con otras vitaminas y minerales, como el azufre, cobre, magnesio, zinc, silicio y calcio, además del complejo B1, B2 y B6.

Califica este artículo:

0/50 votos