Estos son los 6 maravillosos beneficios de la algarroba

Hay alimentos que hacen bien a la salud y otros no tanto, y existen aquellos que nos hacen muy pero muy bien y los llamamos super-alimentos por los incontables beneficios que aportan. La algarroba, nuestro super alimento del día, es uno de ellos.

Llenos de nutrientes, vitaminas, y propiedades curativas, los super-alimentos nos ayudan a desarrollarnos y a mantenernos fuertes, con todo nuestro potencial al máximo. Tal es el caso de la algarroba.

La algarroba tiene muchísimos beneficios para la salud: sirve para calmar todo tipo de dolencias en el estómago, es un grandioso agente expectorante, ayuda a perder peso… ¡y hasta cura la conjuntivitis!

Veamos entonces los beneficios de la algarroba que te sorprenderán y te dejarán con ganas de ir corriendo a comprarla.

1. Es rica en taninos

Suena bien, ¿no? Pero claro, la pregunta es qué son y para qué sirven.

Los taninos están en pocos alimentos, como el vino, el té, el café, el membrillo o la manzana rallada. Es decir que todas las madres conocen los taninos, o mejor dicho saben los efectos que tienen cuando rallan una manzana para detener la diarrea de sus hijos. Es que los taninos son excelentes antidiuréticos, con propiedades astringentes y antiinflamatorias, muy útiles para la diarrea o la gastroenteritis.

2. Es una gran fuente de vitaminas

La algarroba tiene vitaminas que pertenecen al grupo B: la vitamina B1 o tiamina (fundamental para que nuestro cuerpo transforme los carbohidratos en energía), la B2 o riboflavina (importante para el crecimiento y la producción de glóbulos rojos), y la B3 o niacina (que ayuda a estar saludables a la piel y los nervios).

Como si fuera poco, la algarroba también cuenta con pro vitamina A o beta- caroteno, conocida por sus importantísimas funciones en el crecimiento y desarrollo de todo ser humano. ¿Quieres más? Ningún problema: la algarroba nunca dejará de sorprenderte. Además de vitamina B y A, tiene potasio, fósforo, magnesio, calcio, silicio e hierro.

3. Es una poderosa resina

Asma, blenorragia, cistitis, laringitis, indigestión… Todo puede tratarse con la resina de la algarroba. Increíble, ¿no? De hecho, los indígenas en Venezuela la usan desde tiempos inmemoriales para tratar el asma. También los árabes la utilizaban en todas sus formas durante la ocupación en España. De hecho, fue en ese país donde se descubrieron sus beneficios y luego se utilizó masivamente durante la guerra civil. 

4. ¡La algarroba ayuda a perder peso!

Las dietas no son tan difíciles si incorporamos la algarroba. ¿Por qué? Porque es un saciante perfecto que ayuda a disminuir el hambre, y esto es gracias a la gran cantidad de fibra que tiene. De hecho, la harina de algarroba está compuesta en un 13% de todo tipo de fibras. Por último, tiene muy pocas calorías, unas 300 cada 100 gramos. Y lo mejor: las grasas y azúcares de la algarroba son saludables.

5. Es un buen remedio para ojos y garganta

Además de astringente, purgativo, fuente de vitaminas, remedio contra el asma y mucho más, la algarroba cura la irritación en garganta y sirve para aliviar inflaciones en los ojos. Ya estamos pensando que no le alcanza el título de superalimento…

 algarroba

6. Es apta para celíacos

La algarroba no contiene gluten, por lo que es una bendición para las personas celiacas, que la pueden consumir como jugos, harinas, galletas, y muchas otras formas. Esta propiedad de la algarroba fue descubierta hace muy poco por la Universidad Nacional de La Plata, en Argentina. Lo que se dice una buena noticia.

Sin dudas, la algarroba es un superalimento sorprendente, con numerosos beneficios. Además, es muy pero muy útil para cocinar. Viene en jarabe, como harina, en forma de pasta. Con ella podemos hacer barritas energizantes, tortas, cremas, brownies, café… ¡hasta bizcochos! Para conseguir los beneficios de la resina de algarroba, hay que diluirla en agua y hacer vahos con esa preparación. Esto, como ya dijimos, ayuda a las vías respiratorias y a calmar los problemas digestivos.

Eso sí: tengamos en cuenta que el consumo excesivo de algarroba puede provocar todo lo contrario a lo que buscamos y causar problemas intestinales. Mientras la consumamos de a poco y la vayamos incorporando con paciencia, la algarroba sólo traerá beneficios para nuestro cuerpo y mente.

Imágenes: 1, 2