Los 5 beneficios más importantes de los damascos (albaricoques)

Los damascos no sólo son ricos, sino que pueden ser excelentes para tratar una gran cantidad de problemas: desde la constipación, pasando por los problemas en la piel, y llegando incluso a ser efectivos contra la anemia, entre otros.

Si no conoces todos los beneficios de esta deliciosa fruta sigue leyendo ya que hoy los compartiremos contigo. Descubre todos los beneficios del damasco para la salud.

Combaten la constipación

Los damascos son ricos en fibra, por ende son excelentes para mantener el sistema digestivo en línea y funcionando correctamente. Se recomienda a pacientes con problemas de constipación incluir damasco a sus dietas, ya que tiene propiedades laxantes.

La fibra permite darle más volumen a las heces. De esta manera, es más fácil transportarla a través de los intestinos. La fibra se encarga de estimular la producción de jugos digestivos que ayudan a absorber los nutrientes de la comida y a procesarla mejor.

Mejoran la salud de los huesos

Los damascos contienen una cantidad significante de todos los minerales necesarios para mantener los huesos saludables: calcio, fósforo, manganeso, hierro, y cobre. Todos estos minerales cumplen su función al momento de desarrollar hueso. Por ende, comer damascos nos podría asegurar un correcto desarrollo de los huesos, a la vez que previene condiciones negativas para los mismos, como por ejemplo la osteoporosis.

Excelentes para la salud del corazón

Los damascos son excelentes para proteger al corazón de una gran cantidad de problemas, incluyendo la ateroesclerosis y los ataques cardíacos. Su gran cantidad de vitamina C, así como también de potasio y de friba, contribuyen a la salud cardiovascular. La vitamina C protege al corazón de los radicales libres, el potasio baja la presión al relajar las venas y arterias, y la fibra elimina el exceso de colesterol de las mismas. Estos tres beneficios, aplicados a la misma vez, nos aseguran mantener el corazón en línea.

Mantienen el equilibrio en fluidos corporales

Los niveles de fluidos en el cuerpo dependen exclusivamente de dos minerales: el potasio y el sodio. La gran cantidad de potasio de los damascos se ha relacionado con su capacidad de mantener un balance de fluidos en el cuerpo, asegurándonos de que se encuentran balanceados entre órganos y músculos. Al mantener un balance saludable de electrolitos podemos tener más energías, sufrir menos calambres, y mantener la sangre circulando de manera correcta por nuestro cuerpo.

Ayudan a disminuir la fiebre

El jugo de damasco se le suele brindar a los pacientes que sufren de fiebre, mientras provee las vitaminas, minerales, calorías, y agua al cuerpo. El damasco es una sustancia anti-inflamatoria que puede afectar a la temperatura de los pacientes mientras no estén enfermos. Además, pueden reducir la inflamación en otras partes del cuerpo, como por ejemplo en personas que sufren de artitis o gota.