Descubre los sorprendentes beneficios de escuchar música

Para trabajar, para calmarnos, para relajarnos, para ser más creativos, para divertirnos, para compartir, para combatir la depresión, para compartir la felicidad, para mejorar la digestión, para concentrarnos. Si esto no te impulsa a darle play a tu lista de temas, espera a que te contemos todos los beneficios de escuchar música.

Son muchos y extensos los estudios que han comprobado que la música tiene efectos positivos significativos en nuestra salud, tanto física como mental.

Los beneficios de la música son infinitos, pero podemos resumirlos en:

• Disminuye el dolor físico crónico por la liberación de endorfinas
• Alivia el estrés y la ansiedad, así como las enfermedades asociadas
• Reduce el ritmo cardiaco y la presión arterial
• Estimula el cerebro de manera significativa
• Mejora la capacidad de concentración durante largos periodos
• Aumenta el rendimiento laboral y físico porque elimina la sensación de fatiga
• Combate el insomnio porque contribuye a la relajación
• Es una herramienta efectiva contra la depresión pues mejora el ánimo
• Contribuye a la socialización y a mejorar las relaciones interpersonales.

Los niños también se benefician

La música no solo tiene efectos positivos sobre los adultos, los niños también responden muy bien a este estímulo, incluso los recién nacidos y hasta en la etapa de las gestación.

Durante sus primeros años de vista, la música es prácticamente indispensable para el desarrollo del cerebro de los pequeños. Además, es importante para el desarrollo cognitivo, social, motor, emocional y del lenguaje.

Las melodías y canciones son responsables de generar un aumento de la actividad neuronal, es decir, es el estímulo externos que activa más partes del cerebro.

Los beneficios de la música en los niños, incluyen:

1. Mejora la memoria, la atención y la concentración
2. Ayuda a que la expresión sea mucho más fluida
3. Contribuye a desarrollar los movimientos corporales
4. Ayuda a la resolución inteligente de problemas
5. Aumenta el razonamiento lógico y matemático
6. Estimula la imaginación y la creatividad.

Rituales para escuchar música

Algunas personas prefieren la clásica, otros prefiere el pop, algunos escuchan rock y hay quienes además de escucharla, no pueden dejar de bailarla. Nuestra relación con la música va a depender de nuestros gustos y maneras de asumir la vida.

No hay métodos específicos, aunque si se usa para el tratamiento de algunas patologías, hay que seguir ciertas reglas.

La musicoterapia, por ejemplo, es un enfoque que permite que la persona no intelectualice tanto lo que le sucede, sino que se ponga en contacto directo con sus emociones, para encontrar soluciones viables a problemas graves o cotidianos.

Al recibir el estímulo de los ritmos, nuestros centros emocionales -alegría, rabia, tristeza, ansiedad, melancolía- se activan. Lo interesante de la musicoterapia, es que quien la aplica busca que el paciente se ponga en contacto con determinadas emociones a través de diferentes estilos de música.

Por otra parte, gran cantidad de investigaciones han determinado que la música clásica, por ejemplo, que tiene efectos similares a la del habla, por lo tanto, es capaz de despertar en nosotros infinidad de emociones.

Escuchar música clásica tiene un efecto especial en la concentración y la coordinación. No es casualidad que algunos médicos la prefieran mientras practican cirugías. Además, existen pruebas que es muy útil las personas que están aprendiendo un nuevo idioma, pues facilita el aprendizaje de gramática vocabulario y pronunciación.

De hecho, este tipo de música es considerada por algunos expertos en la materia, como una herramienta para aumentar el coeficiente intelectual. La razón es que el cerebro y las conexiones neuronales se fortalecen con los estímulos que se generan producto de las notas de la música clásica.

Esta actividad que resulta sencilla y que es común en nuestras vidas, está asociada con bondades inimaginables, que superan incluso los efectos de algunos medicamentos y, lo mejor de todo, es que no tiene ninguna contraindicación.

Califica este artículo:

0/50 votos