Descubre los principales beneficios de las hortalizas para tu salud

El consumo de hortalizas y de todos aquellos alimentos que sean de origen natural favorecen el buen funcionamiento de los sistemas vitales del organismo. Los beneficios de las hortalizas cubren desde la correcta formación de los tejidos, huesos, dientes, mucosas, músculos hasta ser ricos en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

Así que en esta nota te contaremos cuáles son las hortalizas más beneficiosas para mantener tu salud en óptimo estado ¿Te resulta interesante? Si es así entonces te invitamos a leer las siguientes líneas con atención y cuidado.

Beneficios de consumir hortalizas

1. Promueven la hidratación corporal

Muchísimas hortalizas como los calabacines, el pepino, brócoli, tomate, apio o el pimentón verde están compuestos por un 95% de agua, de allí que su consumo constante promueva profundamente la hidratación corporal. Además, al ser bajas en calorías puedes ingerirlas regularmente sin temor a subir de peso.

2. Incentivan la producción de colágeno

El ácido ascórbico, mejor conocido como vitamina C, está presente en muchísimas hortalizas como las zanahorias, la col rizada o repollo, las coles de Bruselas, los chiles, pimientos rojos y crudos, el coliflor, los berros, rábanos, patatas, alcachofas, cebollas, berenjenas o las remolachas.

Esta es vital para incentivar la producción de colágeno y así mantener la piel joven, radiante y lozana, a la par de incrementar la absorción del hierro que también está presente en un gran número de hortalizas y alimentos de origen vegetal.

3. Mejoran el sistema digestivo

Consumir hortalizas a diario garantiza que las personas no sufran de estreñimiento u otras afecciones intestinales ¿Por qué? pues porque la gran mayoría de ellas contiene pectina la cual es una especie de fibra soluble en agua que regula los movimientos intestinales, y por ende, las evacuaciones son frecuentes e indoloras.

Además, al ser ricas en fibra previenen el desarrollo de enfermedades como la diabetes, el cáncer de colon, la obesidad o las hemorroides ¡Fantástico!, ¿verdad?

4. Son anticancerígenas

Algunas hortalizas como las cebollas o los tomates contienen licopenos, unas sustancias que evitan la oxidación celular e inactivan los radicales libres; unos de los principales causantes de células cancerosas.

De igual forma, los antioxidantes son capaces de prevenir algunos padecimientos cardiovasculares y degenerativos, e inclusive, de frenar el envejecimiento prematuro.

5. Facilitan la pérdida de peso

Las hortalizas ricas en agua suelen contener grandes cantidades de potasio y muy poco sodio, así que son diuréticas por naturaleza. Esto significa que pueden convertirse en tus mejores aliadas si estás buscando perder peso de forma natural o alimentándote saludablemente.

Al mismo tiempo evitan la retención de líquido en áreas como el abdomen, tobillos o pies, y esta no solo te hace sentir hinchada, sino que afecta tu peso considerablemente.

¿Cómo consumirlas?

Lo ideal es consumir las hortalizas crudas o al vapor para así aprovechar al máximo toda su fibra, nutrientes, vitaminas y minerales. Así que puedes prepararlas a manera de entrada o como contorno de tus proteínas y carbohidratos, siempre y cuando respetes las porciones y sepas prepararlas lo más naturalmente posible.

Esto supone no usar condimentos o aditivos como las salsas, sal o soya, debido a que son altas en sodio y en consecuencia deterioran tu salud dramáticamente a mediano y largo plazo.

Lo mejor de todo es que puedes consumirlas en el almuerzo y la cena, y algunas veces como merienda de media tarde, aunque si no sabes cómo distribuir su ingesta diaria lo más recomendable es que acudas a un nutricionista para que te evalúe y diseñe un plan alimenticio que te aporte todo lo necesario para mantenerte 100% sano y saludable.

Califica este artículo:

0/50 votos