Te contamos todos los beneficios del drenaje linfático

Si buscas la manera de relajar tu cuerpo y al mismo tiempo combatir la celulitis, te recomendamos el Drenaje Linfático (DL), el cual consiste en una serie de masajes terapéuticos para estimular la circulación.

Se aplica en el sistema linfático porque al mismo tiempo que ayuda al correcto flujo sanguíneo, elimina líquidos cuyo recorrido irregular causa la inflamación del tejido celular.

Recuerda que si queremos un organismo sano, hay que cuidar la alimentación y ejercitarse, pero no está demás experimentar alternativas para ayudarlo, una de estas es el DL.

¿Qué es exactamente el Drenaje linfático?

Es un masaje no convencional, pues se basa en movimientos ligeros que estimulan y ejercen presión para acabar con las toxinas y desechos del organismo. Durante el procedimiento se bañan las células para aportarle nutrientes que son los encargados de erradicar las impurezas.

Todas aquellas obstrucciones en el sistema linfático podemos liberarlas a través de presiones suaves con dirección ascendente, para que la linfa sea empujada hacia el sistema circulatorio venoso, llegue a los riñones y expulse los residuos por la orina.

Al estar la linfa compuesta mayormente por glóbulos blancos de linfocitos, el líquido se mueve más lento que la sangre; si no nos alimentamos bien y si tampoco tomamos agua, se satura la circulación.

El DL une la estética y la salud

El Drenaje Linfático no se considera un tratamiento únicamente relacionado con la estética, aunque ciertamente es en el área en que más enfatiza hoy en día.

Con éste se tratan problemas de:

  • Acné
  • Rosácea
  • Estreñimiento
  • Flatulencias
  • Cefaleas
  • Edemas del embarazo
  • Fibromialgias
  • Artrosis
  • Artritis

Además tiene un efecto de relajación incomparable, nos hace sentir mejor en casos de piernas hinchadas, tobillos inflamados y cuadros varicosos.

Asimismo, ayuda en la tonificación de músculos y paredes arteriales. También potencia el sistema inmune de forma indirecta, al canalizar la llegada de células defensivas a los tejidos.

Otros beneficios del tratamiento

Para este tratamiento debes colocarte en manos de un profesional, ya que es necesario que evalúe tu condición y determine si realmente eres un candidato apto para el DL.

Lo bueno es que no lo aplican exclusivamente en una clínica; es común que en un spa ofrezcan el servicio, debido a que se trata de una técnica que si bien favorece la salud, también es un asunto de estética.

Pero pendientes, quienes padecen de cáncer, hipertensión, enfermedades del corazón o angina de pecho, no son indicados para estos masajes terapéuticos.

Si quieres saber en qué otros aspectos te favorece el Drenaje Linfático, no te pierdas la siguiente lista con 6 de sus bondades:

  • Reduce el volumen en casos de edemas e inflamaciones, a medida que restablece el flujo linfático.
  • Es ideal si tratamos afecciones en la piel producto de queloides, cicatrices o escaras.
  • El insomnio y el estrés disminuyen si nos sometemos al Drenaje Linfático.
  • Es ideal durante la recuperación postoperatoria, especialmente si se trata de cirugías como prótesis de mamas, operación facial, liposucciones, etc.
  • Estimula la función renal en la persona.
  • Son indicados para la extirpación de ganglios, después de una mastectomía.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Una sesión de Drenaje Linfático dura mínimo una hora, para que los resultados sean efectivos. Es un tiempo que disfrutarás, por su característica relajante. Se recomiendan entre seis y diez sesiones antes de notar los cambios.

Al tratarse de movimientos suaves, quien lo ejecuta debe tener paciencia y evitar presiones bruscas que afecten a quien recibe la terapia.

Ahora que sabes que el DL es positivo para la salud y la estética, seguro no dudarás en probarlo.

Califica este artículo:

0/50 votos