Descubre los beneficios de las flores de Bach para adelgazar

Seguro en algún momento has escuchado hablar de las Flores de Bach, pero todavía no tienes claro qué son y para qué sirve. Pues, despeja todas tus dudas leyendo este artículo.

Son esencias recomendadas para eliminar estrés, ansiedad, miedo, depresión, soledad y obsesiones.

Uno de los principales usos está en el tratamiento para perder peso en casos muy específicos, por ejemplo, si la razón de tus kilos extras tiene que ver con las emociones.

Estas permiten que las dietas sean efectivas y transformemos nuestros hábitos alimenticios.

Conoce las 38 flores que te ayudarán a adelgazar y mantener el equilibrio emocional:

Cerasífera: cae mejor en adictos a los hidratos de carbono, por lo que es ideal si temes perder el control.

Olmo: es tomada por personas que a su estrés suman un régimen dietético.

Agrimonia: la consumen quienes detrás de una cara alegre ocultan preocupación. Ayuda a adelgazar porque combate la angustia que la persona sacia a través de los alimentos.

Brezo: deberían beberlas para no llenar el vacío emocional con la comida.

Brote de castaño: se sugiere si no te fijas en la situación que atraviesas.

Manzano silvestre: tiene un efecto limpiador y desintoxicante.

Mostaza: si te sientes triste sin motivo aparente, esta es la esencia que te conviene. Aplica cuando al sobrepeso lo acompaña la depresión.

Alerce: cuando sufrimos desconfianza, consumir esta flor nos ayudará.

Clematide: favorable para quienes esperan que la magia soluciones sus problemas. Nos ubica en el presente y aleja de lo que nos aqueja.
Hojarazo: elimina la pereza y te activa para tus tareas.

Escaramujo: si no te sientes deseado, ataca esas emociones con esta esencia. Verás cómo favorece tu alimentación para verte y sentirte mejor.

Genciana: si tienes un bajón porque aumentaste de peso,  esta flor te dará fuerzas.

Impaciencia: para que no te desesperes y bajes la tensión producto de las dietas.

Haya: porque el estrés de una dieta nos vuelve críticos y a veces intolerante.

Centáurea: si te cuesta negarte a una comida, contrólalo con esta esencia.

Álamo Temblón: cuando el miedo es probar lo desconocido.

Sauce: es la sugerida si el resentimiento nos acompaña.

Ceratostigma: de las más buscadas por quienes siempre necesitan una opinión ajena respecto a su apariencia.

Gorse: es una de las flores para cuando nos ataca la desesperanza y la volcamos comiendo.

Achicoria: para atender emociones alteradas por el amor, las cuales muchas veces alteran nuestros hábitos alimenticios.

Ácebo: cuando somos presas de la envidia y los celos, favorecen el autocontrol.

Mímulo: es recomendable consumirlas si tememos probar lo conocido.

Madreselva: para dejar atrás lo que nos aqueja y enfrentar la realidad.

Pino: sirve si queremos eliminar la culpa.

Castaño dulce: alivia la angustia mental cuando intentamos varios métodos para adelgazar y no vemos resultados.

Roble: si sentimos que no nos agotamos, entonces relájate con ésta.

Oliva: nos repone tras el agotamiento físico o mental, por lo que evitaríamos la ingesta desmedida de alimentos.

Agua de roca: se sugiere en casos de autorepresión.

Castaño rojo: cuando la preocupación por otros nos agobia y sentimos la necesidad de comer para calmarnos.

Escleranto: es para decidir entre diferentes alternativas.

Heliantemo: para combatir el terror extremo.

Castaño de indias: elimina pensamientos no deseados producidos por la ansiedad.

Leche de gallina: controla la conmoción.

Violeta de agua: calma la conmoción en personas más reservadas.

Nogal: nos protege de cambios.

Verbena: deben beberlas quienes son bastante efusivos.

Vid: para las personas dominantes.

Avena silvestre: al sentir incertidumbre y querer calmarla picando, es preferible optar por esta esencia.

Califica este artículo:

0/50 votos