Los 4 mejores beneficios de las semillas de sandía para tu salud

¡Qué rica que es la sandía! Aunque las semillas de la sandía nos pueden resultar molestas, tienen muchos beneficios para nuestra salud. Entre los componentes nutricionales más importantes podemos nombrar: vitaminas, proteína, magnesio, fósforo, hierro, potasio, y muchos más.

Lo mejor de todo es que tienen un nivel calórico muy bajo. ¿Conocías todos sus beneficios? Sigue leyendo, ya que a continuación compartiremos contigo los principales beneficios de las semillas de sandía para tu salud.

Importante: recuerda que las semillas se consumen secas y tostadas.

Ayudan a controlar la diabetes

Las semillas de sandía son excelentes para ayudarnos a mantener la diabetes bajo control y prevenir complicaciones relacionadas a ésta. Las semillas contienen un aminoácido que ayuda a relajar y dilatar los vasos sanguíneos, reduciendo así el estrés oxidativo.

Por otro lado, el magnesio de estas semillas ayuda a regular el metabolismo de los carbohidratos ingeridos, lo que impacta directamente en los niveles de azúcar en sangre.

Para maximizar los beneficios de estas semillas, haz té de sandía:

  • Toma un puñado de semillas de sandía
  • Agregar cuatro tazas de agua
  • Hierve por 45 minutos, con la olla tapada
  • Déjalo enfriar
  • Toma esta preparación como un té común y corriente

Te ayudan a combatir la fatiga

Estas semillas podrán ayudarte a sentir menos cansancio y elevar tus niveles de energía, tan necesarios para cumplir con tus tareas diarias.

Las semillas de sandía son ricas en hierro, un componente muy importante de la hemoglobina que carga oxígeno a través de todo el cuerpo, manteniéndote así energizado. Además, el hierro ayuda a convertir las calorías en energía, mientras que provee de recursos al sistema inmune.

Mantienen tu corazón sano

El consumo de estas semillas podrán ayudarte a mantener un sistema circulatorio en buenas condiciones. Al ser ricas tanto en grasas monoinsaturadas como poliinsaturadas, te brindan protección extra contra problemas cardíacos. Además, estas grasas sanas ayudan a disminuir el nivel de colesterol “malo” en sangre.

El potasio que incluyen las semillas de sandía tiene un efecto beneficioso para combatir los problemas del corazón, ayudando a mantenerlo en óptimo estado.

Mantienen tu presión arterial bajo control

Estas maravillosas semillas tienen un nivel protéico muy alto. Uno de los aminoácidos presentas se llama arginina. Más allá de que el cuerpo produzca arginina, consumir dosis extra de este aminoácido te ayudará a mantener la presión arterial bajo control, disminuyendo parcialmente los riesgos de sufrir problemas del corazón.

El magnesio en estas semillas también ayuda a regular la presión arterial. De hecho, un nivel bajo de magnesio en el cuerpo contribuye a un nivel alto de presión de la sangre. Niveles bajos de magnesio podrían causar una disminución de los niveles de potasio, otro componente importante para mantener la presión bajo control.