Bruxismo: ¿Qué causa el rechinamientos de dientes?

La mayoría de las personas rechinan o suenan sus dientes de vez en cuando pero, cuando esto se vuelve un hábito, usualmente está relacionado al estrés o la ansiedad y se lo conoce como bruxismo.

El bruxismo puede causar daño permanente en los dientes y puede derivar en otros síntomas como dolor de oído, dolor en la mandíbula y dolores de cabeza. Esta condición ocurre durante la noche y se lo conoce como bruxismo de sueño, mientras que el que ocurre de día se conoce como bruxismo despierto.

Este problema no es desencadenado por una condición médica, sino que se produce por sí solo. Este tipo de bruxismo se lo conoce como primario. El secundario ocurre como resultado de una condición médica o alguna medicación.

¿Qué causa el bruxismo?

Mas del 70% del bruxismo ocurre debido al estrés y la ansiedad, y ocurre cuando estás inconsciente. Como sea, otras cosas pueden provocarlo incluyendo las siguientes causas:

Medicación

Bruxismo puede ocurrir como efecto secundario de un número de drogas, comúnmente antidepresivos, anti-psicóticos y drogas psicotrópicos.

El tipo más común de medicamentos para causar bruxismo son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, un tipo de antidepresivo.

Problemas de mandíbula

Si sufres de una discrepancia oclusal, lo que significa que sus dientes superiores e inferiores no se cumplen correctamente es posible que seas propenso a sufrir de bruxismo.

Esto puede ocurrir si tiene dientes torcidos o que todavía no bajaron, pero todo puede corregirse y podría mejorar el bruxismo hasta un 100%.

Elección de hábitos

Algunos estilos de vida pueden incrementar las chances de sufrir bruxismo como: ingerir grandes cantidades de alcohol, drogas recreativas o fumar mucho tabaco.

¿Cómo se trata el bruxismo?

El tratamiento para el bruxismo tiene como objetivo reducir el dolor que estás sintiendo y previene el daño en los dientes y reducir el apretar lo más posible.

Tratamiento médico

Es probable que su dentista prescriba un protector bucal o aparato dental para proteger a los dientes de daños adicionales. Hay muchos tipos de protectores bucales disponibles que pueden arreglar tu boca de diferentes maneras. Tu dentista escogerá cuál es el indicado para tu problema.

Auto tratamiento

Existen una cantidad de tratamientos alternos para el bruxismo. Ellos incluyen enfriar los músculos de la mandíbula para aliviar el dolor, evitar alimentos duros, relajar los músculos faciales varias veces al día.

Es manejo del estrés mediante la relajación y la respiración puede beneficiarte también.

Romper el hábito

En algunos casos, el bruxismo puede detenerse una vez que hayas incorporado el hábito. Por ejemplo, si has incluido las técnicas de relajación, aprenderás a poner a tu mandíbula en una posición más relajada.

¿Qué pasa si no se trata el bruxismo?

Si no se lo trata puede conducir a un dolor severo de los dientes y si se posterga el tratamiento puede desencadenar en problemas de alimentación. Los dientes y la mandíbula se volverán más sensibles y sentirán más dolor. Esto puede guiar a la depresión y el insomnio.

El bruxismo también puede provocar dolor de oído, dolores de cabeza, de mandíbula, sensibilidad dental, fractura de dientes e inflamación y retroceso de mandíbulas.

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo esta condición?

Es un problema que se puede resolver y el daño a los dientes se puede prevenir mediante el aprendizaje de estrategias para hacer frente al estrés y la ansiedad. Esto puede hacerse por varios caminos como el ejercicio, terapia del habla y técnicas de respiración y relajación.

A pesar de haber tratado el bruxismo, es importante que visites a tu dentista regularmente. Él podrá chequear si el bruxismo ha vuelto y cómo combatirlo.

Video: Cómo tratar el bruxismo

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=wifcpBJH3Vc”]