Caída de cabello en mujeres: causas y mejores tratamientos

La caída de cabello en mujeres es una condición bastante común. Por otro lado, también puede dar indicios de un problema más grave de fondo, como por ejemplo deficiencia de proteínas, estrés y problemas auto-inmunes.

Los síntomas de la pérdida de cabello pueden muy notorios, aunque en muchos casos no den indicios claros. Entre ellos podemos encontrar el cabello más fino, partes del cuero cabelludo sin pelo, o una línea de la frente más amplia.

Hoy mostraremos diferentes remedios que puedes utilizar para prevenir y frenar la caída de cabello en mujeres. Si tienes este problema o conoces a alguien que lo padezca, sin duda querrás seguir leyendo.

Causas de la caída del cabello en mujeres

Una de las causas más comunes es el estrés. Cuando hablamos de estrés, tenemos que entender qué problema está de fondo: una separación, una pérdida, un trauma, una operación importante. Todos estos eventos pueden disparar un pico de estrés y, por ende, generar pérdida de pelo.

Por otro lado también podemos nombrar al embarazo como una causa de caída de cabello. Esta pérdida se provoca por la disminución en los niveles de estrógeno durante el embarazo, especialmente en un período de 3 a 6 meses post-parto. Se estima que un 50% de las mujeres que han tenido un hijo pasarán por este problema luego de parir.

La herencia también juega un papel importante en la pérdida de cabello. Una familia con historial en esta condición permite que la misma se exprese en las próximas generaciones. Lo que suele pasar, al principio, es que la línea de frente se empieza retraer y el pelo se convierte en más fino.

Entre otras causas podemos nombrar la falta de proteínas y la anemia. En el primer caso, una dieta corta de proteínas puede generar caída del cabello. Para este problema se recomienda consultar con un médico y entender cuál es la proporción ideal de macro-nutrientes que se debe consumir. En el caso de la anemia, es necesario comer alimentos con hierro. Sin embargo, la anemia puede suceder por diferentes motivos, y por esto se recomienda también consultar al médico si se sospecha de anemia.

Tratamientos para la caída del cabello en mujeres

  1. Masaje con aceite de coco: utiliza un poco de aceite de coso y masajea el cuero cabelludo con las yemas de tus dedos. Esto aumentará el flujo de sangre, fortaleciendo el cabello.
  2. Aloe vera: la misma contiene varias enzimas que ayudan a mejorar el crecimiento del pelo. Funciona aplicando aloe vera en gel en el cuero cabelludo y masajeando con los dedos. El aloe vera puede reparar las células muertas y nos permite tener un pelo más sano y brillante.
  3. Transplante capilar: es uno de los tratamientos más caros, pero más efectivos. El proceso es doloroso y extensivo, que usualmente deja marcas. Sin embargo el cabello reemplazado no sólo crece sino que se mantiene en su lugar por largo tiempo.
  4. Tratamiento de reemplazo hormonal: este es un método efectivo para las personas que sufriendo caída de cabello post-menopausia. Este tratamiento es bastante efectivo aunque controversial, porque depende de la ingesta de píldoras con estrógeno y progesterona, parches y cremas. Usualmente se recomienda para pérdida de pelo genética.
  5. Tratamiento de luz ultra-violeta: este tratamiento incluye una terapia de luz ultra-violeta que se toma dos o tres veces por semana. Puede tomar hasta 26 semanas para ver resultados. Este tratamiento expone a la piel a rayos ultra-violetas y por ende puede aumentar el riesgo de padecer problemas en la piel, entre los que se incluye el cáncer. Siempre se recomienda consultar con un médico antes de someterse a un tratamiento de ese tipo.

Recuerda que sólo un profesional puede evaluar tu situación y recomendarte la mejor opción para solucionar este problema. La caída de cabello en mujeres y hombres es un problema que se puede solucionar si se aplica el método correcto. Consulta con tu médico y descubre cuál es la mejor opción para ti.