8 tratamientos naturales para detener la caída del cabello

¿Estás lista para tener un cabello bonito y resistente?

El cuidado de nuestro cabello es importantísimo para nosotras. Solemos dedicarle tiempo y dinero a diferentes tratamientos para evitar la caída del cabello y si bien éste es uno de los problemas capilares más frecuentes, no debemos pasarlo por alto.

Si ya probaste baños de crema, aceites nutritivos o tratamientos fortalecedores y no notas ningún cambio, quizás la caída de cabello pueda estar relacionada ciertos hábitos que perjudican su crecimiento:

Principales factores que perjudican su crecimiento

  • Factor genético
  • Desequilibrios hormonales
  • Estrés
  • Uso de químicos para el cabello (alisado, permanente, keratina, tinturas)
  • Infecciones en el cuero cabelludo
  • Uso de planchita para el pelo, secador o buclera
  • Depresión
  • Mala alimentación
  • Enfermedades crónicas (anemia, celiaquía)
  • Fumar

El cuero cabelludo está formado por aproximadamente 100.000 hebras de cabello y se estima que por día se desprenden entre 50 y 100. Pero si la caída de cabello supera estos números, deberíamos empezar a tratar el problema para que no se agrave.

Es a partir del debilitamiento de los folículos que se produce la caída del pelo ya que el folículo no puede sostener la hebra del cabello y éste cae.

V22GVZ8C7H_Fotor

Debes saber que puedes tu misma fortalecer los folículos del cuero cabelludo y así prevenir la caída del cabello. ¿Cómo? Siguiendo estos consejos:

Cómo prevenir la caída del cabello

  • Incluye en tu alimentación diaria vitamina A que ayuda al rápido crecimiento del cabello. Puedes encontrar esta vitamina en alimentos derivado de animales (huevo, queso) y en frutas y verduras como la zanahoria, el tomate y el melón.
  • Masajea de manera circular el cuero cabelludo con las yemas de tus dedos ejerciendo un poco de presión para activar la circulación de la sangre.
  • Disminuye el consumo de ciertos alimentos como gaseosas, alcohol y café.
  • Bebe diariamente dos litros de agua.
  • Intenta no atarte el pelo de forma tirante y usa gomitas de cabello gruesas para evitar que corten el pelo.
  • Si no sufres de cabello graso, lo recomendable es lavarlo cada dos días para no debilitarlo. El shampoo y acondicionador barren con los nutrientes naturales del cabello.
  • Lava y enjuaga con agua tibia ya que el agua muy caliente debilita rápidamente los folículos del cuero cabelludo.
  • Si usas secador de pelo, procura usarlo a 30 cm de distancia y si es posible con aire frío.

Estos pequeños cambios en tu rutina harán que tengas un cabello saludable y resistente.

¡Pruébalos tu misma y verás!

Califica este artículo:

0/50 votos