Cómo detectar a tiempo el cáncer de piel

El cáncer de piel a menudo suele desarrollarse en áreas de tu cuerpo que suelen estar más expuestas a los rayos ultravioletas. Es común que se encuentre en el rostro, el pecho, los brazos y las manos.

Este tipo de cáncer también puede desarrollarse en áreas menos expuestas, tales como:

  • Orejas
  • Labios
  • Cuero cabelludo
  • Cuello
  • Debajo de las uñas
  • Genitales
  • Planta de los pies

Suele aparecer como un lunar sospechoso, una peca o manchas, pero los síntomas dependerán siempre del tipo de cáncer de piel que se tenga.

Tipos de cáncer de piel

Queratosis actínica

Suele llamarse pre cáncer y es una lesión escamosa o crujiente. Puede aparecer en diferentes partes del cuerpo:

  • Labios
  • Orejas
  • Rostro
  • Cuero cabelludo
  • Hombros
  • Cuello
  • En la palma de las manos
  • Antebrazos

Estas áreas suelen estar más expuestas al sol que otras. Las lesiones suelen ser pequeñas y encontrarse por el tacto que por verlas. Pueden sentirse como un pequeño pedazo de papel de lija en la piel y generalmente son rojas o rosadas, o pueden tener el color de la piel.

Es importante tratar la queratosis actínica de forma temprano. Las lesiones que no son tratadas tienen hasta un 10% de posibilidades de convertirse en cáncer.

Carcinoma de células basales

Este tipo de carcinoma se desarrolla en las células basales, las cuales están ubicadas en la parte inferior de la epidermis (capa externa de la piel).

El carcinoma tiene diferentes apariencias:

  • Puede parecer una lastimadura que no cicatriza después de 7 a 10 días.
  • Puede ser un parche rojo que pica, duele o sangra fácilmente
  • Puede ser rosa, blanco o rojo y brillar porque tiene una piel muy fina. Si la piel es oscura puede parecer que está bronceado.
  • Crece un borde rosado alrededor y el centro sangra

Este tipo de cáncer suele aparecer también en áreas muy expuestas al sol. Los carcinomas son los más fáciles de tratar y suelen desarrollarse lentamente, lo que hace menos probable que se extienda a otros órganos o invada músculos y nervios.

Carcinoma de células escamosas

Los carcinomas de las células escamosas ocurren en partes del cuerpo expuestas al sol y también en el interior de la boca o los genitales. Los tumores causados por este tipo de cáncer puede tomar diferentes formas incluyendo:

  • Parches escamosos y rojos que sangran
  • Llagas abiertas que sangran y no sanan
  • Verrugas o lunares levantados con sangrado cental
  • Verrugas con cáscara que suelen sangrar

Sin tratamiento, el carcinoma de células escamosas puede crecer aún más. En casos raros las lesiones se pueden extender hasta los ganglios linfáticos y otros órganos.

Melanoma

El melanoma es el tipo de cáncer menos común pero es el más serio. Se desarrolla comúnmente en las piernas de la mujer y en el pecho, la espalda, cabeza y cuello del hombre. Como sea este tipo de cáncer puede encontrarse donde sea de tu cuerpo, incluso hasta en el ojo.

Puedes utilizar el método “ABCDE” para determinar si un lunar o peca puede ser melanoma. Tienes que ver a tu médico si cualquiera de estos síntomas se aplican.

A: Asimétrico

Si dibujas una línea en el medio de un lunar saludable, ambos lados se verán muy similares. Los lunares cancerosos son asimétricos, lo que significa que la mitad del lunar es muy diferente a la otra.

B: Borde

Los bordes de una peca o lunar sanos suelen ser iguales al resto del lunar. En cambio, en lunares malignos los bordes suelen ser diferentes y pueden tener relieve.

C: Cambio de color

Un lunar saludable o peca tiene color uniforme. Las variaciones de color en un lugar pueden estar causados por el cáncer. Chequea si tienes diversos tonos de:

  • Bronceado
  • Marrón
  • Negro
  • Rojo
  • Blanco
  • Azul

D: Diámetro

Si un lunar o peca es más grande que 6 milímetros (referencia: el diámetro de un lápiz) puede ser un signo de cáncer

E: Evolución

Toma nota de cualquier lunar o peca nueva. También debe buscar cambios en el color o el tamaño de los lunares existentes.

Ya sabes, si notaste algo irregular en tus pecas o lunares, sangre o picazón, consulta con tu médico clínico de inmediato. Prevenir es curar.