Carbohidratos: ¿son los culpables del exceso de peso?

Los carbohidratos te hacen engordar, ¿mito o realidad? Sin dudas, esta creencia está extendida en el conocimiento popular pero poco se sabe sobre si es cierta o no. En este artículo, conoceremos más acerca de este grupo de alimentos tan rico y necesario, pero también tan peligroso.

Los hidratos de carbono son el combustible indispensable que el cuerpo necesita, sin ellos no podríamos funcionar. Son el proveedor esencial de nutrientes que el organismo utiliza para desarrollar las funciones vitales.

Sin embargo, este grupo de alimentos es un arma de doble filo, porque así como aporta energía también puede provocar llevar a un aumento descontrolado de peso si el consumo es descontrolado.

Ll

Las pastas, pizzas, los productos de panadería, galletitas y otras delicias, son una tentación para todos pero son altamente peligrosas para el control del peso. No debes quitarlas de tu dieta, sólo controlar su consumo. Estas comidas son parte del grupo de carbohidratos, pero no son las únicas.

Alrededor del 60% de los alimentos que ingerimos diariamente son hidratos de carbonos como almidón, azúcares y fibras vegetales. Sí, más de la mitad de tu comida son carbohidrato, pero no todos son malos.

Cuando consume este tipo de comidas, el organismo mediante el proceso digestivo, los transforma en glucosa (fuente energética del cerebro y glóbulos rojo).

Cuáles son los carbohidratos buenos y cuáles los malos

El gran misterio sobre estos alimentos es: ¿cuáles son buenos y cuáles no? Los carbohidratos se dividen en dos grupos: simples y complejos. Algunos son muy beneficiosos para una dieta saludable; otros, en cambio, son un peligro.

Este grupo de alimentos se divide en simples y complejos. Los primeros son los denominados malos, se componen de azúcares simples, que se digieren con facilidad y velocidad.

Tienen un escaso valor nutritivo, generalmente contienen aditivos poco saludables y pueden provocar una especie de efecto adictivo, en el cual es complicado controlarte y bastante más sencillo no parar de comerlos.

Estos carbohidratos, que se encuentran generalmente en los productos procesados, si no se consume en una medida racional son nocivos para la salud.

El pan blanco, las pastas, los productos de panadería dulces, como pasteles y galletas, los alimentos procesados de cereales refinados, los pudines, natillas u otros tentadores dulces, las gaseosas, las jaleas y confituras, las golosinas, los alimentos procesados y congelados y el alcohol, son algunos de ellos.

Pero su consumo responsable, una dieta equilibrada y un poco de actividad física, te mantendrán en forma. El problema, como ya sabes, son los extremos.

En la vereda opuesta se encuentran los hidratos de carbono complejos, con una estructura de azúcares más complejas y alto valor nutritivo. Denominados buenos, son ricos en fibra, vitaminas y minerales. Toda una fuente de energía para el cuerpo.

No solo te sentirás satisfecha al consumirlos, sino que además aportarán todos los nutrientes que necesitas para sentirte plena. Dentro de este grupo se encuentran:

  • Espárragos
  • Aguacate o palta
  • Remolacha
  • Pimientos
  • Brócoli
  • Coles o repollitos de bruselas
  • Coliflor
  • Zanahorias
  • Apios
  • Berza o repollo
  • Maíz
  • Pepino
  • Berenjenas
  • Ajo
  • Judias verdes y guisantes verdes
  • Setas
  • Hojas de mostaza
  • Aceitunas
  • Cebolla
  • Papas
  • Camotes o batatas
  • Calabaza
  • Lechuga romana
  • Espinaca
  • Tomates
  • Hojas de nabo
  • Berro
  • Calabacín
  • Manzanas
  • Albaricoques
  • Plátanos
  • Fresas
  • Frambuesas
  • Moras
  • Arándanos
  • Cantalupo o melón
  • Cerezas
  • Ciruelas
  • Sandía
  • Higos
  • Pomelo
  • Uvas
  • Kiwi
  • Limas y limones
  • Mangos
  • Nectarinas
  • Naranjas
  • Papayas
  • Melocotones y Peras
  • Piña o ananá
  • Frijoles, alubias, frutos secos, semillas y legumbres

Los carbohidratos en sí son un grupo complejo y necesario de alimentos. No son los únicos responsables del aumento de peso, aunque en exceso colaboran a que aparezcan los kilos de más.

Sólo debes mantener un dieta equilibrada, consumiendo mayores porciones de carbohidratos complejos, que te darán energía, y darte algunos gustos con los simples, que suelen ser más tentadores, pero también peligrosos.

No es necesario que los elimines de tu vida, sólo que sepas cuáles son los buenos y cuáles los que te pueden llevar a engordar. Y como ya sabes, debes tener hábitos alimenticios ordenados, respetar los horarios, las porciones y siempre realizar un poco de actividad física.

¡Atención! ¿Intentas pero no puedes bajar de peso?

Si estás buscando una solución simple, rápida y efectiva para bajar de peso, estás en el lugar indicado. Encontramos un método que te permitirá bajar 4 kilos cada 11 días sin esfuerzo y sin efectos secundarios. ¿No nos crees? Conoce el increíble sistema “Bajar de Peso Simple” haciendo click aquí.

 

Califica este artículo:

0/50 votos