Cebada, un cereal con infinitos beneficios para la salud de tu cuerpo

Los beneficios de la cebada son muchísimos, principalmente atribuibles a los ocho aminoácidos esenciales que contiene, lo que significa que representa una proteína completa en nuestra dieta.

Las personas utilizan la cebada para diversas cuestiones, como por ejemplo mantener la elasticidad de la piel o prevenir desordenes como osteoporosis, diabetes y cálculos biliares. Veamos alguno de los beneficios en detalle:

Mantiene el colon y el intestino saludable

La cebada, siendo una gran fuente de fibra, mantiene tu cuerpo libre de toxinas. Su hierba, que es rica en fibra, actúa como el combustible de las bacterias buenas que se encuentran a lo largo del intestino. Estas bacterias ayudan en la fermentación de la fibra contenida en la cebada, formando así ácido butírico, el cual es el combustible principal de las células del intestino.

Manteniendo el intestino sano, ayudas a mejorar el movimiento intestinal y en tener el estómago limpio.

Previene cálculos biliares

La cebada ayuda a las mujeres a evitar el desarrollo de cálculos. Dado que es rica en fibra soluble, en realidad ayuda a reducir la secreción de ácido biliares, aumentando la sensibilidad a la insulina y reducir los niveles de trigliceridos.

Previene la osteoporosis

El fósforo y el cobre contenido en la cebada asegura la salud general de los huesos. El contenido de fósforo presente en él cura de manera eficaz las enfermedades de los huesos y dientes. Y si tienes osteoporosis, puede ser tu remedio natural.

Se sabe que los jugos de la hierba de cebada tienen un nivel elevado de calcio, incluso más que la leche. Por otro lado, el contenido de manganeso en asociación con la vitamina B ayudan a mantener la salud general en buenas condiciones.

Es un soporte del sistema inmunológico

Siendo alto en nutrientes, la cebada es particularmente util para proteger el sistema inmune y reducir las chances de enfermarse. El hierro incrementa el volumen de la sangre previniendo la anemia y la fatiga. Ayuda al funcionamiento adecuado del riñon y el desarrollo de las células del cuerpo. Además contiene cobre, el cual se utiliza para formar hemoglobina y glóbulos rojos.

Preserva la elasticidad de la piel

La cebada es una gran fuente de selenio, el cual ayuda a mantener la elasticidad de la piel, protegiéndola frente a los daños producidos por los radicales libres. También refuerza la función del corazón, páncreas y sistema inmunológico. La deficiencia de selenio puede derivar en cáncer de piel, colon, próstata, hígado, estómago y mama.

Controla el nivel de colesterol en sangre

La fibra insoluble de la cebada produce ácido propiónico que ayuda a mantener bajos los niveles de colesterol en la sangre. Al ser una gran fuente de fibras solubles como insolubles, también es recomendando por los médicos gracias a su contenido natural bajo en grasas y libre de colesterol.

Controla la diabetes

La cebada trabaja efectivamente en la diabetes tipo 2. Sin embargo, puede prevenir este tipo de diabetes al perder peso, incorporando actividad física e incorporando grandes cantidades de granos enteros en nuestra dieta. Por eso, los alimentos ricos en fibra deben ser incluidos en la dieta de los pacientes diabeticos ya que sus granos tienen todas las vitaminas y minerales esenciales que retardan la absorción de glucosa.

Previene enfermedades del corazón y cáncer

La cebada contiene cierto tipo de fitonutrientes conocidos como lignanos vegetales, que son transformados por la flora amigable de nuestro intestino en lignanos mamíferos. Uno de los nuevos lignanos se llama enterolactona, que ayuda a prevenir el cáncer de mama u otros cánceres hormonales, así como enfermedades coronarias.

Protege Contra la Aterosclerosis

Esta enfermedad ocurre cuando las paredes de las arterias se engrosan debido a la coagulación o alojamiento de materiales grasos, como el colesterol. La cebada contiene niacina (Complejo de la vitamina B) que reduce el colesterol total y los niveles de lipoproteínas y minimiza los factores de riesgo cardiovasculares.

A las mujeres post menopaúsicas con presión arterial alta, colesterol o enfermedades del corazón, se les recomienda consumir cebada al menos 6 veces por semana.

Imágenes: 1