Cólera: virus mortal y frecuente en Asia y África

Existen enfermedades que al no ser tratadas a tiempo, pueden producir la muerte. Una de ellas es el cólera, afección causada por la ingesta de alimentos o agua contaminada con el bacilo Vibrio cholerae, y cuyos síntomas se presentan a través de diarrea, vómitos y deshidratación severa. Pese a que es una peste de amenaza mundial, es endémica (repetitiva) en Asia y África (96 países), epidémica en América Latina y esporádica en Europa.

De hecho,  investigadores afirman que anualmente se presentan entre 1.3 y 4 millones de casos con esta afección en el mundo, así como 21.000 y 143.000 muertes. Vale aclarar que este mal afecta tanto a niños como adultos, y muchas veces puede ser asintomática o presentar síntomas leves. Lo grave ocurre cuando el infectado sufre una diarrea acuosa aguda.

Saneamiento adecuado

El cólera ataca donde no hay un correcto saneamiento del agua y de los alimentos, así como nada de acceso al agua potable. En ese sentido, está activo en las barriadas semiurbanas, que no tienen una infraestructura básica, al igual que los campamentos para refugiados, los cuales casi nunca cumplen con los requisitos para agua salubre.

Se considera endémico cuando en los últimos tres años se haya registrado incidentes de cólera, pero si el contagio fue local y no importado de otros sitios. Y de confirmarse un solo caso, ya es considerado brote, especialmente si es un lugar donde generalmente no existe la enfermedad.

Lo peligroso es que existen muchas crisis humanitarias en el mundo, cuyas consecuencias son el cambio del sistema de abastecimiento de agua, y la llegada masiva de personas a esos campamentos deficientes y ya muy poblados. Todo eso puede elevar el riesgo de contagio, si ya está presente, o si esa nueva oleada de gente lo trae.

Síntomas

  • Diarrea y diarrea acuosa aguda
  • Náuseas y vómitos
  • Deshidratación severa que ocasiona irritabilidad, somnolencia, ojos hundidos, piel reseca, palidez y boca seca
  • Calambre en los músculos
  • Estado de shock si se perdió mucho líquido
  • La muerte si no se atiende de inmediato los síntomas mencionados

Hambruna

El Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef), asevera que el cólera tiende a propagarse con mayor rapidez en los países cuyos habitantes están pasando hambre, como Yemen, Somalia, Nigeria, Angola, Sudán y Sudán del Sur, donde la población más afectada son los niños, quienes presentan un alto índice de malnutrición aguda.

De hecho en enero del año pasado se registraron 260.000 casos, de los cuales 1.600 murieron en menos de tres meses, y la mitad eran infantes. Vale destacar que Unicef para esa fecha indicó que en esa población existían 2.2 millones de niños con malnutrición.

Países y cifras

El cólera tuvo su reservorio original en la India. De allí se propagó por todo el mundo, y seis pandemias mataron millones de personas. Pero la séptima pandemia se dio al sur de Asia para 1961, luego en 1971 a África y 1991 América.

  • Peru (América Latina): en 1997 ocurrió un brote que dejó 12 mil fallecidos
  • Haití: tras el terremoto ocurrido en 2010, ocurrió un brote que dejó 797 mil personas afectadas y más de 9.400 casos de muerte
  • Sudán del Sur: en 2017 se reportaron 000 casos de cólera
  • Somalia: para 2017 llegaron a 53.000 casos
  • Estado del Nilo Blanco en Sudán: tiene más de 100.000 refugiados, lo que incrementa más riesgo de cólera
  • Paraguay: 2009 se reportó un pequeño brote

Para 2018 hubo más epidemias en otros países como:

  • Nigeria: 400 casos de diarrea aguda, 50 de cólera con un saldo de 28 personas fallecidas
  • Angola: 1450 casos. 26 muertos
  • Camerún: 53 casos, específicamente en las regiones cercanas a Nigeria
  • Yemén: más de un millón de casos, con un total de 2.310 muertes. Tiene cinco provincias más propensas a esta plaga que son Amran (936), Al Mahwit (905), Al Dhale’e (641), Sana’a (550), Dhamar (540)
  • Hong Kong: un caso de un paciente que viajó a Malasia
  • Corea del Norte: un pasajero que voló desde Mumbai hasta el aeropuerto internacional de Incheon.

Tratamiento y Prevención

El tratamiento del cólera es sencillamente una pronta ingesta de sales de rehidratación oral. Los que están más grabes deben recibir líquido intravenoso, así como antibióticos para la diarrea.

En cuanto a la prevención se debe hacer lo siguiente:

  • Hacer campañas que incentiven la higiene adecuada con los alimentos
  • Fomentar la lactancia materna
  • Tomar las vacunas anticoléricas orales (dosis completas sino no hace efecto)

Califica este artículo:

0/50 votos