Estrés y malos hábitos alimenticios ocasionan la colitis nerviosa

El estrés siempre va acompañado de la ansiedad, que a su vez conlleva a tener la necesidad de ingerir muchos alimentos, los cuales en su mayoría no son sanos. Todo esto puede desencadenar ciertas afecciones, siendo una de ellas la colitis nerviosa.

También llamado síndrome de colon irritable o síndrome de intestino irritable, es un trastorno inflamatorio del intestino que altera el equilibrio emocional de la persona, y lo refleja a través de dolor o malestar abdominal, estreñimiento, diarrea, o la presencia de ambos en diferentes escenarios.

Tipos de colitis

La colitis se produce cuando la capa del intestino grueso (llamado colon), y el recto se inflaman. Eso trae como consecuencia la creación de unas llagas (úlceras), en la parte interior del colon, ocasionando algunas veces sangrado, secreción de moco y pus.

Pero existen varios tipos de este trastorno:             

  • Ulcerosa: es de tipo crónico. Predomina la inflamación, y presencia de úlceras en el intestino grueso (colon)
  • Tóxica: es cuando la ulcerosa tiene una complicación grave. Allí daña en su totalidad a la pared intestinal
  • Relacionada al uso de medicinas: el ingerir vitamina C, suplementos de hierro, antinflamatorios sin esteroides, antibióticos, entre otros, pueden irritar el colon
  • Hemorrágica: se produce por la presencia de la bacteria Escherichia Coli, el cual perjudica el intestino grueso, causando diarrea con sangre y dolor abdominal
  • Nerviosa: se da cuando hay momentos de estrés o nervios frecuentes
  • Granulomatosa: es causada por un padecimiento autoinmune, es decir, que el sistema de defensas arremete contra sus tejidos. Se le conoce como enfermedad de Crohn.

Causas y síntomas

Aunque el estrés es la principal causa, existen otros factores que inciden a la hora de padecer esta dolencia, que ataca mayormente a la población femenina.

  • Ingerir muchos fármacos
  • Abuso de sustancias como café, tabaco o alcohol
  • Consumir mucha grasa, sal y azúcar
  • Sufrir muchos cambios emocionales entre ellos ansiedad, depresión, pánico, enojo, frustración y preocupación
  • Tener problemas en el trabajo, con la familia o la pareja

Todo eso desencadena los siguientes síntomas:

  • Dolor e inflamación del abdomen
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Sensación de no haber evacuado completamente
  • Ansiedad o depresión
  • Cólicos
  • Acumulación de gases
  • Mucha fuerza al comenzar la evacuación
  • Mucosidad en las heces
  • Flatulencias
  • Fiebre
  • Dolor en el recto
  • Sabor amargo en la boca
  • Sonidos en la tripas

Vale resaltar que la colitis nerviosa también presenta otra sintomatología, de tipo no intestinal y se presenta de la siguiente forma:

  • Molestias al orinar
  • Dolor en los músculos y huesos
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio extremo
  • Dificultad para dormir
  • En caso de mujeres menstruación con dolor
  • Lumbagos
  • Bajo de la libido

Método de prevención

Para prevenir esta terrible dolencia, primero debes tratar de llevar la vida con más calma, y al mismo tiempo cambiar tus hábitos alimenticios

  • Agrega en tu dieta la ingesta de vegetales, frutas y gratos, porque te aportarán más fibra
  • Bebe al menos dos litros de agua diario
  • Limita el consumo de alcohol y tabaco
  • Trata de no comer mucho frijol, cebolla, brócoli o repollo, porque esos alimentos inflaman el estómago
  • Come despacio
  • No saltes ninguna comida
  • Ingiere pequeñas porciones de comida al día
  • Evita comer nueces, judías, semillas y palomitas de maíz. Igualmente no consumas alimentos fritos, ni salsas
  • Trata de hacer ejercicio, por lo menos tres veces a la semana (40 minutos)

Tratamiento

Si no la has podido evitar, tienes que seguir el siguiente tratamiento:

  • Para combatir el estrés, puedes asistir a terapias, o hacer una actividad que te guste y relaje
  • Ingerir antidepresivos
  • Tomar mucho líquido, y mantener una dieta blanda que incluya vegetales, frutas y carnes blancas
  • Existe un tratamiento nuevo, basado en el uso de microorganismos, que se llama probióticos, y puedes encontrarlos en los yogures.

Califica este artículo:

0/50 votos