Qué debes comer para combatir los calambres musculares para siempre

Si estás experimentando repentinas contracciones musculares, muy dolorosas, lo más concreto es que estás sufriendo un calambre. Los calambres musculares no deben ser minimizados y te contaremos por qué.

Uno puede tener calambres en diferentes grupos musculares, incluyendo parte de la pierna, espalda, abdomen, brazos, manos y hasta en el cuello. Un intenso calambre muscular ocurre por diferentes motivos. Algunas causas comunes incluyen:

  • Lesiones musculares
  • Deshidratación
  • Poca circulación sanguínea
  • Alguna condición médica
  • Compresión del nervio
  • Alcoholismo
  • Embarazo
  • Falla del riñón
  • Hipertiroidismo

Si sufres calambres musculares a menudo, debes consultar con tu médico para que realice estudios de ciertos minerales y vitaminas de tu cuerpo. Una vez que cierta deficiencia se trata, el problema de los calambres desaparece.

En este artículo te mostraremos como tratar los calambres musculares con minerales y vitaminas.

1. Potasio

Los bajos niveles de potasio pueden ser causantes de los calambres musculares y del cansancio muscular. El potasio es importante ya que trabaja junto con el sodio, el cual mantiene a tus células preparadas para controlar el buen funcionamiento de los músculos.

Para incorporar potasio puedes comer:

Banana, palta, naranja, kiwis, zanahorias, batata, salmón, brocoli, espinaca, mangos, frutillas o sardinas.

2. Calcio

Existe una gran conexión entre los calambres musculares y el calcio que incorporas. El calcio es un electrilito involucrado en la función del nervio y de las contracciones musculares y su relajación. Su deficiencia, probablemente esté produciendo los calambres.

Para incorporar calcio debes ingerir:

Cítricos, cerelaes fortificados, vegetales de hojas verdes, lácteos, productos a base de soja.

3. Sodio

Una dieta baja en sodio es buena para tu salud pero a veces puede ser la razón detrás de los calambres. Este mineral es esencial para la salud de los músculos. Trabaja junto con otros electrolitos (potasio, magnesio, calcio, etc), asegurándose del correcto trabajo de los impulsos nervioso y el funcionamiento muscular.

Si haces mucho ejercicio, sobre todo en días calurosos, debes asegurarte de incorporar algo de sodio en tu dieta. Añadiéndole sal a tus comidas cumples el requisito.

4. Vitamina D

Es requerida para absorber el calcio, además de que si tus niveles de vitamina D son bajos, esto puede causar sudoración excesiva. Como resultado de esto, el cuerpo elimina a través de la sudoración importantes minerales y se producen los calambres.

Podes incorporar esta vitamina a través de:

Huevo, pescado, leche fortificada, aceite de hígado de bacalao, granos fortificados.

Para prevenir los calambres debes:

  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Elongar, sobretodo de pues de haber realizado actividad física.
  • Beber la suficiente cantidad de agua para evitar la deshidratación.
  • Tener una dieta baja en grasa para mejorar la circulación sanguínea y evitar así los calambres.
  • Siempre bebe un vaso de agua al despertar para recuperar los fluidos que se pierden al dormir.

Califica este artículo:

0/50 votos