Por qué comer carne es bueno para la salud

Durante muchas épocas, una de las discusiones más importantes se centraba en si comer carne es bueno o malo para nuestro organismo. Muchos expertos ponían la lupa sobre la carne cuando hablaban de los riesgos de enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad y colesterol alto.

Todas estas acusaciones hacia la carne roja están muy lejos de la realidad, de hecho, la culpa de todas las enfermedades mencionadas la tiene el azúcar y los carbohidratos.

En este artículo te contaremos por que no debes dejar de consumir carne.

1. Los seres humanos estamos destinados a ser omnivoros biológicamente

El sistema digestivo humano sugiere que somos omnivoros. Los humanos tenemos la habilidad natural de cazar animales y transformarlos en comida. Además, el intestino es más similar al de los carnívoros que a los herviboros en cuanto al tamaño intermedio del tracto digestivo.

2. Las proteínas de la carne son las mejores para el cuerpo humano

Las proteínas presentes en la carne son fundamentales para el cuerpo. Solo en las proteínas animales se encuentra una clase de amino ácido requerido por el cuerpo. Considerando que las proteínas que obtenemos de las plantas no son “completas” y no se absorben del todo, lo que te recomendamos es la carne roja.

3. La carne es una fuente de muchas vitaminas y minerales esenciales

La carne no solo tiene proteínas buenas sino que también posee nutrientes y vitaminas esenciales, como la B12, B3, B6, selenio, zinc, hierro y otros minerales.

La vitamina B12 es un nutriente crítico que podemos encontrar naturalmente en la carne roja. Aquellos que coman solo vegetales tendrán seguramente riesgo de sufrir deficiencia de esta vitamina.

4. La proteína de la carne es buena para perder peso

En las épocas pasadas, hubo un malentendido que establecía que comer carne incrementaba el aumento de peso, pero se comprobó que aquellas personas que comen azúcar y carbohidratos sufren problemas de obesidad que aquellas que comen carne.

Un ejemplo común son los vegetarianos, los cuales terminan consumiendo más calorías ya que las comidas principales a base de vegetales no producen sensación de saciedad, incrementando así los depósitos de grasa y azúcar en el cuerpo.

5. La carne no causa diabetes, cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Todos los problemas con la carne comenzaron la condena de la grasa saturada, se estimaba que la grasa presente en la carne pertenece a este tipo de grasa.

Sin embargo, estudios confirmaron que la grasa saturada no es perjudicial tal como se creía. Ahora, se sabe que la grasa saturada no tiene un gran impacto en el colesterol y las enfermedades cardiovasculares.

Las grasas saturadas no incrementan el colesterol malo ni producen problemas de corazón. Si la carne causa algún problema de salud, puede ser porque lo que se está consumiendo es carne procesada y con alto contenido de grasa.

La carne procesada sí es mala para la salud, por eso se recomienda comer carne magra, y dejar de lado los embutidos, etc.

6. La carne es esencial para una dieta balanceada y la “no carne” es mala.

No podemos pensar un balance en la dieta sin incluir la carne. Una alimentación saludable consiste en: carne, pescado, lácteos, vegetales, frutas, nueces y granos.

Evadir la carne de la dieta le produce un daño a largo plazo. Ya hemos mencionado la cantidad de vitaminas y nutrientes presentes en la carne y la falta de ellos es perjudicial. En la salud de una persona también tiene mucho que ver el estilo de vida.