Descubre por qué tienes que empezar a comer sentada en el piso

La próxima vez que comas, evalúa la posibilidad de comer sentada en el piso. ¿Por qué te lo decimos? Porque esta práctica tiene muchos beneficios para tu salud que seguramente todavía no conoces.

Sigue leyendo para descubrir por qué es importante comer sentada en el piso y cómo ésto puede ayudar a digerir mejor, a vivir más años y a corregir la postura de tu espalda.

Mejora la digestión

Comer sentado en el piso con las piernas cruzadas es beneficioso para tu sistema digestivo, ya que facilita el proceso de digestión.

El movimiento hacia adelante y atrás al comer que realizamos con los abdominales cuando estamos sentados en el piso ayuda al estómago a generar jugos digestivos, los cuales son necesarios para una digestión rápida y eficiente.

Además, estar sentados en esta posición genera presión en la parte inferior de la columna, lo cual facilita la relajación corporal. La tensión muscular se libera y la presión arterial baja.

Añade más años a tu vida

Si realizas el movimiento de pararte desde el piso sin ayuda de manera regular, estarás ayudando a tu cuerpo a vivir más años, ¿lo sabías?

Un estudio realizado en 2012 en Europa demostró que la habilidad de pararse desde el piso sin ayuda o soporte externo tiene correlación con una expectativa de vida más alta.

Si una persona tiene problemas de pararse desde el piso, tiene 6.5 más posibilidades de morir en los próximos seis años. Los participantes de este estudio estaban en un rango de edad entre 51 y 80 años.

Mejora la flexibilidad y la fuerza

Sentarse en el piso con las piernas cruzadas nos da más fuerza muscular a la vez que nos hace más flexibles. Esta posición estira las caderas, las rodillas y los tobillos.

Además, incrementa la flexibilidad a lo largo de toda la columna, los hombros y el pecho, permitiéndote ser más flexible y evitando así algunos problemas de salud relacionados con la falta de flexibilidad.

Por el contrario, estar sentados durante largas horas en una silla (por ejemplo en un ambiente laboral) puede provocar dolores en la parte baja de la espalda y una cadena de problemas de salud.

Te ayuda a mantener una postura correcta

La postura correcta es importante para disminuir el trabajo excesivo de algunos músculos y articulaciones del cuerpo, sobre todo en la zona de la espalda y el cuello.

Cuando te sientas en el piso con las piernas cruzadas para comer, estarás corrigiendo tu postura automáticamente. Al estar sentado en el piso tienes que mantener tu espalda recta, expandiendo así tu columna y manteniendo los hombros lo más atrás posible.

Además, comer sentada en el piso tiene otros beneficios:

  • Mejora la circulación de sangre
  • Ayuda a bajar de peso
  • Mejora las relaciones familiares

Y tú… ¿estás preparada para comer sentada en el piso?