Cómo acelerar tu metabolismo en sólo 6 simples pasos

4_increibles_ejercicios_para_trabajar_todo_tu_cuerpo

El metabolismo se vuelve más lento con el paso de los años y esto sucede porque con el tiempo se pierde masa muscular. Disponer de un buen metabolismo es esencial para disfrutar de energía, fuerza, sueño profundo y bienestar.

¿Existen formas de acelerar o mejorar el metabolismo? ¡Claro! Hoy te mostraremos cómo.

Por eso, sigue leyendo para conocer cómo puedes mejorar tu metabolismo en 5 pasos:

1. Empieza a registrar lo que comes

Anotar la lista de lo que se consume es una de las primeras sugerencias que realizan los nutricionistas. Con esto se puede encontrar que en una semana o día promedio en realidad se consume mucho más calorías de las necesarias.

Si tienes hambre, tienes poca energía y tus ansias son altas, te garantizo que comer demasiado no es tu problema. Llevar un registro de alimentos va a ser su herramienta para comprender dónde se encuentra ahora y el camino a seguir para mejorar el metabolismo.

2. Ejercita y aumenta tu masa muscular

Los músculos son hornos que queman grasa, así que asegúrate de hacer suficiente entrenamiento de resistencia para construirlos y mantenerlos.

Después sigue tu entrenamiento con una comida saludable o refrigerio que contenga proteínas, carbohidratos y grasas.

La construcción de nuevos músculos aumenta tu tasa metabólica en reposo (RMR) por lo que quemará más calorías todos los días.

3. Realiza cardio

No hay mejor forma de acelerar el metabolismo que realizando cardio, incluso se conoce que intercambiar los días para ejercicio anaeróbico y aeróbico es una gran solución para muchísimos potenciales problemas de salud.

No solo tienes que hacer bicicleta estacionaria, prueba con bailar, nadar o simplemente caminar. Pese a que se ha hecho muy famoso el cardio en ayunas, los nutricionistas no lo recomiendna por lo extremo y lo desgastante que podría ser para el cuerpo.

También, puedes aumentar intensidad de cualquier rutina de entrenamiento cardiovascular para aumentar el ritmo en el que quemas grasas.

Por ejemplo, si estás caminando, haz unos minutos a un ritmo moderado, luego camina rápido o trota por unos minutos. A su vez, si estás corriendo, camina por unos minutos, luego corre durante un minuto y repite.

4. No te saltes comidas

Como nos enseñaron en la escuela, se debe consumir 6 comidas al día, pero esto parece que de adultos lo olvidamos y es por esta razón que podemos sufrir ansiedad y luego los lógicos atracones.

La clave es poder proyectr qué alimentos que consumirás durante la próxima semana y realizar la compra con anticipación. Además, comienza a preparar la comida mucho antes que te de hambre, así evitas la desesperación y comer más.

5. Duerme bien

Intenta dormir de 7 a 8 horas todas las noches. Dormir menos de 5 horas está relacionado con la subida de peso y la obesidad. Si te cuesta conciliar el sueño o sufres de insomnio prueba tomar un té antes de irte a la cama y mantén todos los dispositivos electrónicos lejos, ya que las luces activa una sustancia en el organismo que impide conciliar el sueño.

6. Toma más agua

En un pequeño estudio realizado en Alemania, los sujetos que bebieron 450 ml de agua a la vez experimentaron un aumento del 30 por ciento en la tasa metabólica durante la siguiente hora, quemando 24 calorías adicionales.

Los investigadores recomiendan agua fría porque el cuerpo gasta calorías adicionales calentándola hasta la temperatura de su cuerpo.

Una forma de tomar más agua es tener cerca un envase que te permita prestar atención al avance que llevas de líquido en el día, incluso hay termos en el mercado que son gadgets que te avisen el momento que debes tomar un sorbo más. ¡No hay excusa!

Califica este artículo:

4.3/53 votos