9 métodos efectivos para cuidar el páncreas

Es poco probable que alguien piense en el páncreas hasta que comienza a padecer de él. Lo ideal es conocer nuestro cuerpo, para interpretar las señales que nos envía al momento de alguna afección.

El páncreas es ese órgano glandular ubicado en el abdomen que produce y segrega al intestino ciertos jugos para descomponer los alimentos, además del glucagón y la insulina que el ser humano necesita para el control de los niveles de azúcar.

Cuando resulta afectado se producen problemas en el ser humano como:

  • Pancreatitis: inflamación originada por el consumo en demasía de alcohol y grasas. Esta enfermedad puede ser mortal, por eso hay que reaccionar rápidamente ante los síntomas que generalmente son dolorosos y tienden a confundirse con una obstrucción intestinal o una peritonitis.
  • Cáncer de páncreas: no se detecta con anticipación, pues su sintomatología es vaga. Ocurre por herencia y también por consumo excesivo de grasas, alcohol, proteínas, tabaco y azucares refinados.

Tienen mayor riesgo de sufrir cáncer de páncreas quienes padecen de fibrosis quística, es decir obstrucción de los conductos pancreáticos; es hereditaria y perjudica también los pulmones, hígado, intestinos e incluso órganos sexuales.

También las personas con diabetes, pues en la de tipo 1 algunas células del páncreas no producen insulina y en la tipo 2 el órgano no tiene capacidad de secretar la insulina requerida para las comidas.

No dejes que alguna de estas enfermedades te sorprenda cuando sea demasiado tarde y aprende qué medidas tomar para cuidar tu páncreas.

  • Para de fumar: apártate del cigarrillo, pues cada bocanada es un paso hacia en falso. Si eres fumador, existen altas probabilidades de sufrir cáncer de páncreas.
  • Olvídate de la comida chatarra: tal vez suene a cliché, pero estos consejos básicos podrían prevenirte de afecciones futuras. No ingieras alimentos procesados, gaseosas, harinas refinadas, etc. Es lo más práctico que encontrarás en el mercado, solo que más adelante te pasarán factura. La comida alta en grasa es nociva y si no cambias esos hábitos, también es posible sufrir de cáncer.
  • Opta por vegetales: el repollo, coliflor, brócoli o coles de bruselas cuidan que no se formen tumores en el páncreas. Es conveniente que consultes con un médico antes de comer estos vegetales, pues si padeces de tiroides no son tan recomendados.
  • Bebe infusiones: hay tés e infusiones buenísimas para proteger el páncreas. Una de ellas es la de romero y salvia; tómala después de cenar para desinflamar y desintoxicar; además sirve como relajante muscular y como aliciente para conciliar el sueño. Hierve una rama de romero con algunas hojas de salvia, su sabor te encantará. Si deseas, endulza con miel.
  • El poder del agua: siempre será el mejor remedio para desintoxicar. Es recomendable tomar al menos diez vasos por día, porque así también ayudarás a otros órganos de tu cuerpo.
  • Ejercítate: hacer deporte es ideal para una buena salud. Caminatas, yoga y aerobics ayudan a la buena circulación de oxígeno y funcionamiento correcto del páncreas.
  • Baños calientes: esta es una manera de reactivar el funcionamiento del páncreas. Antes de irte a la cama, toma un baño caliente y exfolia tu piel con una esponja, así estimularás la circulación.
  • Consume frutas: la dieta rica en antioxidantes puedes complementarla comiendo naranjas, fresas, mangos, kiwi, etc. Estas aparte de fortalecer el órgano, también lo desintoxican.
  • Rebaja o mantén tu peso ideal: si sufres de sobrepeso u obesidad, es necesario que bajes unos kilos. Así como estás en riesgo de contraer otras enfermedades, estudios relacionan ese estado con el cáncer de páncreas.