Cómo prevenir un infarto cerebral

El infarto cerebral o isquemia cerebral es un accidente cerebrovascular producido cuando una arteria del cerebro se obstruye o se rompe y deja de suministrar riego sanguíneo a las células, que dejan de recibir oxígeno y provocan la muerte de parte de la masa encefálica. ¿Se puede prevenir un infarto cerebral?

Cuando se produce este fallo en la irrigación los síntomas pueden ser variados:

  • Adormecimiento en partes de la cara y de las extremidades
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de conciencia
  • Experimentar problemas para ver o mantener una conversación.

Este tipo de problemas igualmente puede ser prevenido y para ello te daremos algunos trucos sencillos para mejorar tu salud y controlar la presión arterial, principal causa de un infarto cerebral.

La mala circulación puede desembocar en un derrame cerebral, por lo que es primordial controlar la presión arterial con frecuencia y ante cualquier inconveniente consultar a tu doctor de cabecera.

como-prevenir-un-infarto-cerebral1

Alimentación

Otro aspecto central es mantener una alimentación saludable, equilibrada y adecuada. Para eso debes consumir alimentos bajos en sal y evitar las grasas saturadas, que son las principales causas del colesterol y los triglicéridos en sangre.

¿Qué alimentos consumir?

Zanahorias: consumir cinco zanahorias a la semana ayuda a reducir las probabilidades de sufrir un infarto cerebral en un 50%, según un estudio de la Universidad de Harvard. Esta hortaliza evita la formación de coágulos en las arterias, favorece la circulación sanguínea y se puede consumir en diferentes versiones: ensaladas, cocidas o en forma de jugo.

Aguacate o palta: con medio aguacate al día consumirás la dosis necesaria de omega 3, que es un antioxidante celular natural. La palta también es muy versátil para tus comidas, puedes alternar entre ensaladas, guacamole y otras opciones para no no aburrirte y mantenerte saludable.

Sardinas: consumiéndolo una o dos veces por semanas, este tipo de pescado te aportará grasas saludables, calcio y vitamina D, que mejorarán tu circulación.

Coles o repollitos de Bruselas: su composición rica en potasio y folatos los convierte en un aliado para reducir el colesterol, la acumulación de grasa en las arterias y eliminar toxinas.

Tomate: al ser un antioxidantes natural gracias a su contenido de licopeno y homocisteína, reduce la tensión arterial y favorece la circulación sanguínea. Así que ya sabes: una ensalada de tomates mejorará tus comidas y tu salud.

como-prevenir-un-infarto-cerebral3

Melones y sandías: al ser dos frutas ricas en aguas, minerales, antioxidantes y bajas en sodio, reducen el colesterol. Un dosis diaria será suficiente para que prevenir una isquemia cerebral.

Avena: ayuda a reducir el nivel de azúcar en sangre y aporta nutrientes fundamentales para nuestra salud cerebral, como es el zinc o el hierro. Un buena taza de avena en el desayuno mejorará tus días.

Café y Té

Además de ser las dos infusiones más populares y consumidas del mundo, el café y el té ayudan a reducir hasta en un 20% el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular, una de las principales causas de muerte en el mundo.

Una taza de café o hasta cuatro de té verde por día, o bien una combinación de ambas, mejorará tu circulación.

como-prevenir-un-infarto-cerebral5

El té cuenta con catequinas, un tipo de flavonoides con propiedades antioxidantes que protegen los vasos sanguíneos, mientras que el café contiene cafeína y ácido clorogénico, que disminuyen las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2, otros de los causantes de los problemas arteriales.

Estas infusiones evitan las formación de coágulos en la sangre y serán una compañía ideal para tus tareas cotidianas.

Actividad física

Es fundamental acompañar una dieta saludable con algunas rutinas de ejercicio físico al día. Se recomiendan 30 minutos diarios de lo que tú consideres más adecuado y pasajero.

como-prevenir-un-infarto-cerebral

El ejercicio evita la fijación del colesterol en las arterias, rejuvenece el sistema cardiovascular y te da una sensación de felicidad debido a que el cuerpo despide endorfinas.

Si no quieres ir a correr, hacer algún deporte, yoga, artes marciales, bailar o ir al gimnasio, puedes comenzar por cambiar algunos hábitos como ser sumar caminatas en tus recorridos cotidianos, usar las escaleras en lugar del ascensor o andar en bicicleta.

Fumar y beber

El cigarrillo y las bebidas alcohólicas son los principales enemigos de una vida saludable. Mantente alejados de ellos para mejorar tu sistema circulatorio.

como-prevenir-un-infarto-cerebral0

Ahora ya sabes cómo prevenir un infarto cerebral. No pierdas tiempo y comienza a aplicar algunos de estos pequeños cambios en tu vida antes de que sea tarde.

 

Califica este artículo:

0/50 votos