Qué es la copa menstrual y cuáles son sus beneficios

La copa menstrual se trata de un envase que se encarga de recoger todo el flujo durante el periodo. Es la mejor forma de dejar atrás las toallas sanitarias y los tampones, pues se utiliza introduciéndola dentro de la vagina y permite retener toda la sangre.

Es una herramienta de gran ayuda, debido a que no solo aporta seguridad y comodidad, sino que se adecúa a la necesidad de cada mujer sin importar su edad.

Cómo está hecha la copa menstrual

La copa menstrual está fabricada con silicón médico; es su material principal. Debido a la calidad del mismo, el uso se hace mucho más sencillo porque presenta una elasticidad tal que se amolda a las paredes de la vagina, reteniendo todo el flujo, sin llegar a absorberlo.

Este silicón es resistente a altas temperaturas. Además, ofrece la ventaja de ser inerte, lo que evita el crecimiento de manchas, virus y no propicia la aparición de alergias.

De la misma manera, la estructura en forma de copa permite que la sangre se mantenga dentro, sin llegar a tener contacto con el oxígeno. Esto impide que existan malos olores, los cuales son comunes al usar tampones o toallas sanitarias.

El silicón con el que está elaborado es resistente, pero sin llegar a hacer daño. Esto permite que la copa sea reutilizable y pueda aplicarse durante todo el ciclo menstrual, sin generar resequedades.

¿Qué la diferencia de los tampones?

Más allá de su material, la copa menstrual se diferencia de los tampones porque puede usarse en cualquier situación: durante las noches, al dormir, mientras se practica algún deporte, o incluso en medio de un baño.

Otra diferencia es que  puede utilizarse durante casi 12 horas seguidas sin llegar a tener riesgos. Su tamaño permite más capacidad que las toallas o tampones.

La copa permite ahorrar mucho más dinero que las toallas o tampones, los cuales generan una suma cuantiosa durante todo el tiempo que se usan.

Según el cuidado que se tenga, una copa puede tener una vida útil de que va desde los 10 hasta los 15 años. ¡Imagine la cantidad de tampones que se podía ahorrar!

¿Cuál es la manera correcta de utilizarla?

El uso de la copa menstrual es muy sencillo, por eso conoce como colocarla y algunos consejos:

  • Se dobla en forma de tulipán y se inserta al igual que un tampón. No debe quedar nada afuera, ni siquiera el tallo.
  • Se puede usar hasta que se sienta que está llena. Nunca deben ser más de 12 horas seguidas.
  • Para sacarla, se toma por el tallo con cuidado de no derramar el flujo. Una vez sujetado, se aprieta un poco para romper el vacío. Luego se extrae.
  • Una vez está afuera, se bota la sangre en el inodoro y se lava la copa con jabón neutro.
  • Siempre es recomendable lavarse las manos antes y después de cada uso.
  • Otro aspecto importante es que la copa se usa desde el primer hasta el último día del periodo.
  • La forma más cómoda de utilizarla es sentada, con las piernas abiertas para estar relajada. Esta posición es ideal para introducirla y retirarla.

Muchos tipos de copas menstruales

Desde la aparición de la copa menstrual, muchas mujeres se han sentido intrigadas por su uso y  la calidad del material, entre otras dudas.

Cabe destacar que muchos ginecólogos aprueban el uso de la copa porque es más higiénica que un tampón y una toalla sanitaria, debido a que estas últimas pueden contener componentes tóxicos o generar alergias.

A las copas es posibles conseguirlas de distintos colores, modelos, tallas y precios. Hay para todas las edades, incluyendo las mujeres que dieron a luz, e incluso para las quienes no han tenido relaciones sexuales.