¿Cuáles son las hierbas adaptogénicas y para que sirven?

Las hierbas adaptogénicas son una manera saludable de pasar el día. Ayudan a mejorar la salud total de tu cuerpo gracias a sus numerosas propiedades.

El consumo de estas hierbas le brinda a tu cuerpo varios beneficios, por ejemplo, aumentar la resistencia física y el enfoque mental, tener un estado de ánimo equilibrado, protege al corazón y muchas otras mas.

En este artículo podrás encontrar las hierbas adaptógenas más importantes y las que mayores beneficios le aportan a la salud de tu cuerpo.

Ginseng, el tónico total de tu cuerpo

En latín, esta famosa hierba adaptógenica se conoce como Panax, que se traduce como “todo lo cura”, y no estamos exagerando. El ginseng alivia significativamente la fatiga, mejora la función del sistema inmunológico, ayuda a tratar la bronquitis crónica y la diabetes, normaliza el ritmo del corazón y aumenta la performance atlética.

Estudios demostraron que está hierba ayuda a incrementar la ingesta de oxígeno y mejora la resistencia.

Eleuthero: El hermano del ginseng

Diversos estudios demostraron el impacto positivo del eleuthero en nuestra salud. Esto se debe a que esta hierba adaptogénica aumenta la energía, mejora la resistencia y la función del sistema inmune. También mantiene la salud del corazón, reduce el colesterol malo y los triglicéridos y, controla el nivel de azúcar en sangre.

Esta fuerte hierba anti-viral colabora en la recuperación de aquellas personas que sufren resfriados a que se recuperen más rápido, además de prevenir coágulos sanguíneos internos y normalizar el ritmo cardíaco.

Rhodiola: Una restauración rusa

Está planta tiene una raíz medicinal gruesa con aroma a rosa cuando se la corta. Es un poderoso antioxidante que ayuda a:

  • Incrementar la fuerza y la resistencia del cuerpo,
  • Mejora la memoria
  • Mejora la fuerza al sistema cardiovascular.
  • Disminuye la presión sanguínea
  • Previene daños al corazón causados por estres
  • Normaliza el ritmo cardíaco
  • Protege el hígado
  • Mejora el flujo sanguíneo a través del cerebro para prevenir posibles ACV
  • Elimina el tóxico de las drogas de quimioterapia
  • Trata la depresión severa

Schisandra: Equilibre su cuerpo

Altamente utilizada para medicina oriental, esta hierba contiene 5 sabores: Dulce, salado, amargo, picante y ácido. Sus propiedades antioxidantes promueven la buena salud y ayuda a tu cuerpo a encontrar el balance.

Schisandra también protege al hígado de agentes tóxicos y ayuda en el tratamiento de las enfermedades digestivas y respiratorias.

Ashwagandha: Antioxidante estrella

La Ashwagandha es conocida como el ginseng indio. Esta hierba adaptogénica fortalece el sistema inmunológico, reduce los riesgos de padecer cáncer y enfermedades del corazón, disminuye el colesterol y los niveles de azúcar en sangre. También es un buen antidepresivo y ayuda a mantener tu mente enfocada y atenta.

Reishi: Potenciador inmunológico

Esta hierba adaptogénica es uno de los componentes estrellas en la medicina china y se lo conoce como el tónico de la vida. Es sumamente efectivo para tratar fatiga, dolencias respiratorias y del hígado, enfermedades del corazón y suprime el crecimiento del cáncer.

También tiene propiedades antivirales y antibacterianas y, según un estudio chino, esta hierba ayuda a prevenir coágulos internos, reduce el colesterol y disminuye el azúcar en sangre y la presión sanguínea.