Descubre cómo curar un orzuelo fácil y rápidamente

Cuando las glándula sebáceas de Zeiss, Moll o Meibomio ubicadas en la base de las pestañas, o en los párpados, sufren una inflamación aguda se genera un orzuelo, y es muy probable que hayas tenido uno al menos una vez en tu vida, así que ya habrás experimentado de primera mano lo incómodo y doloroso que puede llegar a ser.

Así es, esta condición que se caracteriza por el abultamiento de un área del párpado tiende a causar muchas molestias y dolencias en los afectados, y en los casos más delicados requiere asistencia o intervención médica profesional.

Pero esto rara vez sucede ya que generalmente los orzuelos suelen desaparecer solos al cabo de unos 15 o 20 días de haberse formado.

Estos se producen cuando existe una proliferación de estafilococos, que no es más que una especie de bacteria que genera inflamaciones pronunciadas en esta zona; aunque también pueden originarse a causa de ciertos cambios hormonales, e inclusive a raíz de profundas situaciones de estrés.

Cómo curar un orzuelo

1. Colócate bolsitas de té

Las hojas del té son ricas en taninos, los cuales promueven la desinflamación y la curación dadas sus propiedades antibacteriales. Lo ideal es que humedezcas una bolsita de té –de manzanilla preferiblemente- en agua tibia, y luego te la coloques sobre el orzuelo entre 10 y 15 minutos todos los días, hasta que el párpado recobre su apariencia natural.

La lógica detrás de este consejo radica en que el calor hará que los fluidos contenidos drenen, y de esta manera se reduzca la hinchazón característica de los orzuelos.

2. Aplícate cúrcuma

La cúrcuma cuenta con facultades antibacterianas increíbles y por lo tanto es muy útil para tratar los orzuelos ¿Te preguntas cómo aplicarla? Bien, pon a hervir 2 tazas de agua con una cucharada pequeña de cúrcuma en polvo hasta que el líquido se haya reducido a la mitad.

Luego cuela la mezcla con la ayuda de una porción de gasa limpia o estéril y finalmente viértela en un gotero. Deberás colocarte 3 goticas en el ojo afectado entre 2 y 3 veces diarias hasta ver una mejoría inminente ¿Vale?

3. Ponte rodajas de pepino

El pepino es muy astringente lo cual es vital para mantener el ojo seco y limpio, especialmente cuando está segregando muchas mucosas, o cuando la producción de lagañas se ha salido de control.

Entonces, corta finas rodajas de pepino y póntelas sobre el ojo inflamado unas 2 veces al día y verás como el dolor y la inflamación comenzarán a ceder rápidamente.

4. Colócate compresas de perejil

Corta unas cuantas hojitas de perejil y sumérgelas en una taza de agua hirviendo. Déjalas reposar y enfriar un poco durante un par de minutos, y por último remoja un algodón en esta sustancia y colócatelo sobre el ojo.

Esta especie de compresa de agua de perejil te ayudará a reducir la sensibilidad del párpado, a la par de hacerlo ver menos inflamado e irritado. Repite estos pasos 2 veces al día –en la mañana y en la noche- y en un par de días comenzarás a ver los resultados.

Síntomas del orzuelo

Sus síntomas más frecuentes comprenden:

1. Dificultad para abrir completamente el ojo afectado
2. Dolor al parpadear
3. Sensibilidad a la luz
4. Enrojecimiento de la zona afectada
5. Inflamación aguda del párpado
6. Sensación de picazón, dolor, hormigueo o dolor en el área inflamada
7. Sobreproducción de lagañas (estas tiendan a formarse con mayor rapidez de lo acostumbrado)
8. Lagrimeo constante
9. Visión borrosa o poco nítida
10. Formación de un punto amarillo o rojo similar a un grano que está a punto de explotar.

Si sigues estas recomendaciones caseras para curar un orzuelo rápidamente y no ves cambios rápidos, lo más aconsejable es que acudas al médico de inmediato para evitar complicaciones futuras ¿De acuerdo?