Cúrcuma, conoce las increíbles propiedades de esta especia

Hasta el día de hoy solo has escuchado nombrar a la cúrcuma como una especia para condimentar comidas, pero eso no es todo. Podemos afirmar que la cúrcuma es uno de los suplementos nutricionales más eficaces que existen.

Con un sabor cálido y amargo, la cúrcuma se utiliza para colorear y aromatizar diferentes alimentos como quesos, manteca o carnes blancas gracias a su principal componente: la curcumina. Este compuesto es un químico de color amarillo.

Pero además de esto, su raíz se usa muchísimo en la medicina oriental. Estudios de alta calidad han demostrado que la cúrcuma tiene importantes beneficios para la salud del cuerpo y del cerebro.

Para que sirve la cúrcuma

Los usos medicinales de la cúrcuma son muchos y aquí te los nombraremos. Puedes comenzar a utilizar los beneficios de esta poderosa raíz para:

Tratar la osteoartritis

Combinada con otros productos herbarios, la cúrcuma reduce el dolor de las articulaciones, huesos y mejora la función en personas que padecen esta enfermedad. De hecho, diversos estudios han demostrado que tomar el extracto de cúrcuma tiene los mismos resultados que tomar ibuprofeno. No así como el diclofenac que es otra tipo de droga.

Combatir el colesterol alto

En aquellas personas que tienen sobrepeso, el consumo diario de extracto de cúrcuma al menos dos veces al día y durante 3 meses puede ayudarlos a reducir notablemente el colesterol “malo” o LDL y los triglicéridos.

Controlar la irritación

Si padeces una enfermedad renal a largo plazo, puedes tomar tres veces al día durante seis u ocho meses y reducirás la picazón. Sumado a eso, otras investigaciones recomiendan tomar suplementos que contengan curcumina para reducir a largo plazo la picazón.

Mejorar las úlceras estomacales

Una dosis diaria de cúrcuma puede ayudarte a mejorar notablemente las úlceras del estómago.

Tiene compuestos bioactivos con grandes propiedades medicinales

La curcumina es el principal componente de la cúrcuma y tiene efectos antiinflamatorios y antioxidantes. Pero los niveles de curcumina en la cúrcuma no son tan altos por eso se recomienda, además de consumirlo en comidas, tomar suplementos o extracto directamente.

Es un antiinflamatorio natural

Colabora con el cuerpo a combatir las inflamaciones causadas por agentes externos y además ayuda a reparar posibles daños. Si tienes una inflamación a largo plazo, es decir crónica, puedes tratarla con extracto de cúrcuma.

Se han realizado estudios en donde se comparan los resultados de usar cúrcuma para la desinflamación o fármacos y en algunos casos los resultados fueron similares. Este gran beneficio es muy importante porque puede utilizarse también para prevenir y tratar enfermedades de inflamación crónica.

Aumentar la capacidad antioxidante

El envejecimiento es un proceso natural del cuerpo en donde se oxida, por así decirlo, a medida que el tiempo pasa. La principal razón por la cual los antioxidantes son beneficiosos para la salud es que nos protegen de los radicales libres que provocan el envejecimiento.

La curcumina es un potente antioxidante ya que neutraliza a los radicales (procesos químicos). Además, aumenta la actividad de las enzimas antioxidantes del cuerpo, así bloquea los radicales y estimula los mecanismos antioxidantes del cuerpo.

Mejorar la función cerebral

La curcumina, componente principal de la cúrcuma, aumenta los niveles de la hormona cerebral BDNF (factor neurotrófico derivado del cerebro), un tipo de hormona del crecimiento que funciona directamente en el cerebro.

Prevenir enfermedades cardíacas

La cúrcuma influye de forma positiva en diversos factores que cumplen un rol fundamental frente a las enfermedades cardíacas. Además mejora la función del endotelio, gracias a sus agentes antiinflamatorios y antioxidantes.

Ayuda a prevenir el cáncer

La curcumina conduce a varios cambios a nivel molecular que pueden ayudar a prevenir el cáncer.

Tratar la enfermedad de Alzheimer

La inflamación y el daño oxidativo juega un papel fundamental en esta enfermedad. Y sabemos que la curcumina contrarresta estos efectos. No quiere decir que la previene pero ayuda a mejorar el proceso patológico de la misma.