8 métodos eficaces para dejar de fumar para siempre

¿Estás pensando dejar de fumar, o haz dejado de hacerlo hace poco tiempo? Si piensas que va a ser algo difícil, déjanos decirte que no tiene por qué serlo. Aquí compartimos contigo 8 trucos para no volver a fumar nunca más.

¡Son pequeñas estrategias súper efectivas!

1- Toma algo, come algo

Tomar agua fría a través de un sorbete puede reemplazar el acto mecánico de fumar. Además, realizar esto libera dopamina, un químico cerebral que te ayudará a eliminar el mal humor.

Comer pequeñas cantidades de comida también te podrá ayudar a reemplazar el acto de fumar. Asegúrate de comer snacks sanos (frutas, vegetales) para no ganar peso en el proceso.

2 – Disfruta de los beneficios instantáneos

Dejar de fumar viene acompañado de varios beneficios instantáneos. Cuando lo hagas, notarás que te sentirás mejor por estar en control de la situación, por ahorrar dinero y por sentir más energía.

Además, olerás mejor y le sentirás el gusto a los alimentos. Cuando te den ganas de fumar de nuevo, analiza estos beneficios y utilízalos a tu favor para no volver a fumar nunca más.

3 – Cepilla tus dientes más seguido

Uno de los beneficios inmediatos de dejar de fumar está relacionado con el aliento. Cuando dejes de fumar notarás que tu aliento tendrá mejor olor y el gusto en tu boca también. Cepíllate los dientes más seguido y te alejarás cada vez más de la adicción de fumar.

4 – Evita el alcohol

El alcohol es uno de los factores que más incidencia tienen en el acto de volver al cigarrillo. El alcohol baja las “defensas” mentales, te hace relajar y te hace olvidar el pacto que hiciste contigo mismo para dejar de fumar.

Además, muchas personas relacionan tomar una bebida alcohólica con los cigarrillos, por ende una adicción despierta a la otra, haciéndose más difícil la situación.

5 – Recurre a zonas libres de humo

Cuando tengas ganas de fumar, dirígete hacia algún lugar donde no puedas hacerlo, como por ejemplo el cine, una librería, o una tienda. Cuanto más te distraiga el lugar, menos ganas de fumar tendrás.

6 – Recuerda por qué dejaste el cigarrillo

Cuando dejes de fumar escribe una lista con los motivos por los cuales dejas de hacerlo. Pega estas notas en los lugares donde pases más tiempo, como por ejemplo la cocina de tu casa, el trabajo, o en el espejo del baño. Ubica estas notas en lugares visibles. ¡No te rindas ante la tentación!

7 – Lleva una vida activa, todos los días

El ejercicio es una buena forma de alejarte de las adicciones. Cuando estás en modo activo, el cuerpo libera sustancias químicas que mejoran tu estado de ánimo y bajan el nivel de estrés.

Caminar es una de las opciones más fáciles. Elige una serie de actividades para distraerte y aplícalas. Reserva tiempo todos los días para hacer alguna actividad diferente. No sólo te alejarás más del cigarrillo sino que además verás los beneficios del ejercicio en tu cuerpo.

8 – Llena tu calendario con responsabilidades

Durante las primeras semanas después de dejar de fumar, intenta agendar muchas actividades o compromisos. Manténte ocupado. Haz planes con amigos, familia, o compañeros de trabajo, y evita así las ganas de fumar.

Cuanto más distraído estés, mejor será para ti, y más atrás podrá quedar la adicción de fumar.

¡Aplica estos consejos y disfruta de una vida más sana y libre de humo!