¿Quieres dejar de fumar? Hazlo ejercitando tu consciencia

Los programas de ejercitación de la consciencia son una herramienta de creciente interés para todas aquellas personas que han intentado dejar de fumar con medicación u otros recursos, pero que se han desalentado por un fracaso.

Aunque siempre es más apropiado iniciar estas estrategias en el marco de un grupo de autoayuda o incluso con el asesoramiento de psicoanalistas o de especialistas en terapias cognitivas y conductuales, los ejercicios de conciencias pueden realizarse en forma autónoma por cualquier fumador que esté decidido a interrumpir con su enfermedad.

Una de las variantes más conocidas del método consiste en reunir mentalmente las imágenes y las sensaciones que surgen en el momento de la necesidad de prender un cigarrillo. Esas percepciones y pensamientos son llevadas al plano consciente y se sistematizan, para que el paciente las ponga de manifiesto en aquellos instantes en los cuales, en forma instintiva, busca encender un nuevo cigarrillo casi sin pensarlo.

Este método intenta que cada persona reconozca todas las circunstancias que la llevan a fumar, que en muchos casos se encuentran reservadas en lo más profundo del inconsciente.

Mediante este recurso, muchos sujetos logran identificar aspectos negativos que le permitirán quebrar el equilibrio patológico en el que se encuentran la mente y el cuerpo en el momento de fumar.

Si bien los programas de ejercitación de la conciencia son altamente efectivos cuando se aplican correctamente, se señala que la tasa de recaídas puede ser importante.

Además, es prudente recordar que estas terapias no están indicadas en las personas con alteraciones psiquiátricas graves, como la enfermedad bipolar o las psicosis. No obstante, la gran mayoría de los fumadores puede beneficiarse con este recurso de tratamiento, en especial cuando existe la decisión firme y contundente de dejar de fumar pese al fracaso de otras terapias.

Imágenes: 1

Califica este artículo:

0/50 votos