¿Quieres dejar el cigarrillo? Prueba haciendo ejercicio

La posibilidad de dejar del cigarrillo se asocia siempre con muchos beneficios para la salud física y mental de todas las personas. Sin embargo, el fuerte potencial adictivo de la nicotina y otras sustancias tóxicas convierten al abandono del tabaquismo en una tarea que muchas veces es difícil y complicada.

Sin dudas, uno de los recursos más simples y eficaces para apoyar a los fumadores en su esfuerzo para dejar el cigarrillo está constituido por la práctica del ejercicio. Las ventajas de la actividad física para la salud son cada vez más reconocidas y destacadas por médicos y otros profesionales.

Más allá de sus beneficios físicos, el ejercicio es una actividad que puede compartirse con la familia, la pareja o los amigos, por lo cual brinda la oportunidad de ayudar a los seres queridos en esta tarea. Todos los ejercicios aeróbicos y los deportes individuales y colectivos pueden ser de gran utilidad en este sentido.

Vale la pena mencionar que, en el caso de personas con lesiones cardiacas o pulmonares motivadas por el tabaquismo u otros factores de riesgo vascular (hipertensión, diabetes) se recomienda en un principio una consulta con profesionales especializados para definir la capacidad de ejercicio y los potenciales límites a la práctica deportiva.

El electrocardiograma o la prueba de esfuerzo son herramientas útiles en casos seleccionados para contribuir a una práctica segura de la actividad física.

El ejercicio no sólo mejora la circulación y la capacidad respiratoria de los fumadores, sino que optimiza la calidad de vida y la autoestima. Además, evita al menos parcialmente el tradicional aumento de peso que se observa en las personas que intentan dejar el cigarrillo en forma definitiva.

Por lo tanto, inducir la práctica deportiva y compartir un plan de ejercicio puede ser tu gran aporte si intentas ayudar a tus seres queridos a olvidar al cigarrillo.

Califica este artículo:

0/50 votos