El auge de la depilación masculina ¿Qué se depilan? Descúbrelo

Son cada vez más numerosos los varones que recurren a los servicios que la medicina estética puede brindar en términos del embellecimiento. Entre estas estrategias, la depilación masculina se ha convertido en uno de los recursos más solicitados por personas de todas las edades.

De acuerdo con los especialistas, los pedidos iniciales se fundamentan en la reducción del vello de las axilas y de la región central del pecho. En segundo término, se observa una frecuencia creciente de varones que proponen la remoción del vello pubiano y de la región inguinal.

Sin embargo, son muy pocos aquellos que solicitan la depilación masculina a nivel del rostro y del cuello, ya que la preservación de la barba parece una constante en la mayor parte de estos pacientes.

Se dispone de diversos recursos para asegurar la depilación masculina, si bien la fotodepilación constituye probablemente el más empleado por los expertos en medicina estética.

Si bien el uso de herramientas láser se encuentra difundido, la aplicación de luz pulsada representa la estrategia más utilizada, debido a su elevado índice de seguridad, a su apropiada rentabilidad y a los muy altos índices de satisfacción obtenida.

Por otra parte, la luz pulsada asegura resultados definitivos después de un número reducido de sesiones, lo cual reduce el costo final del tratamiento. Es siempre recomendable el uso de gafas oscuras y de gel térmico durante la terapia para evitar los escasos efectos indeseados de este recurso de embellecimiento corporal.

La depilación masculina era hasta hace 2 décadas un tema tabú o bien reservado para determinados grupos sociales y culturales. Sin embargo, se verifica un indudable crecimiento de la demanda, en especial entre sujetos jóvenes y maduros de los principales centros urbanos de todo el mundo, con posibilidades de seguir expandiendo su campo de acción a otros grupos de edad.