Descubre más sobre la maravillosa disciplina llamada dermoestética

La dermoestética es una de las disciplinas en ciencias de la salud que ha experimentado un mayor crecimiento en las últimas décadas, tanto por las novedades en relación con los métodos de diagnóstico y tratamiento como debido a la gran demanda de estos servicios en la mayor parte del mundo.

Tanto los dermatólogos como los cirujanos plásticos pueden incursionar en estas técnicas, que forman parte de las herramientas que los hombres de ciencia brindan en el ámbito de la medicina estética.

En términos generales, es posible señalar que la dermoestética se ocupa de aquellas intervenciones que pueden modificar o bien eliminar distintas imperfecciones naturales o adquiridas en la piel. Es importante señalar que los recursos actuales aseguran no sólo adecuados resultados, sino que resultan muy seguros y con una incidencia muy reducida de reacciones adversas.

Uno de los grandes objetivos de las herramientas de dermoestética es la llamada celulitis, una redistribución del tejido graso que presenta la mayor parte de las mujeres en el abdomen, los muslos, la región glútea y los miembros superiores.

Asimismo, las discromías (“manchas”), la depilación definitiva y las cicatrices de distintas regiones de la piel son una de las metas de estas terapias, en las cuales el uso del láser se ha convertido en un recurso seguro, accesible y altamente eficaz.

La dermoestética permite incursionar en la difícil resolución de las lesiones vasculares, como las telangiectasias (“arañas”) y las várices, por medio de varias estrategias que se adaptan a las necesidades de cada paciente. La eliminación de las lesiones pigmentarias, como los tatuajes, forma también parte de las nuevas aplicaciones de esta especialidad de la medicina estética.

Así, en el marco de su extendido marco de acción, la dermoestética asegura muy buenos resultados prácticos en asociación con un óptimo perfil de seguridad.

Imágenes: 1