Descubre cuál es la causa de los molestos calambres musculares

Los calambres musculares son repentinas contracciones involuntarias que ocurren en varios músculos. Estás contracciones son dolorosas y pueden afectar diversos grupos musculares.

Comúnmente afecta a músculos que incluyen aquellos de la parte trasera de tu pierna baja (pantorrilla), la parte delantera del muslo y la trasera. También puedes experimentar calambres en:

  • Abdominales
  • Brazos
  • Manos
  • Pies

El intenso dolor de calambres puede despertarte por las noches o dificultar tu caminar. Generalmente, el dolor agudo, que tiene una duración que va desde unos segundos hasta 15 minutos, es el síntoma más común del calambre. En algunos casos, un bulto abajo del tejido muscular puede acompañar el calambre.

¿Qué causa el calambre muscular?

Los calambres musculares tiene diferentes causas. Algunos están relacionados al uso excesivo del músculo, y ocurre cuando estás sobre-ejercitándote.

Las lesiones musculares y la deshidratación también pueden causar los calambres. La deshidratación es un exceso de pérdida de los fluidos del cuerpo. Los bajos niveles de los siguientes minerales, que contribuyen en la salud de los músculos, puede provocar calambres musculares:

  • Calcio
  • Potasio
  • Sodio
  • Magnesio

La poca circulación de sangre en las piernas y los pies también provocan calambres cuando estás ejercitándote o simplemente caminando.

En algunos casos, ciertas condiciones medicas pueden ser la respuesta a los calambres:

  • Compresión en el nervio de la espina dorsal
  • Alcoholismo
  • Embarazo
  • Falla en el riñón
  • Hipotiroidismo o baja función de la glándula tiroidea
  • Algunas veces la causa es desconocida.

Cómo se diagnostican los calambres musculares

Los calambres generalmente son inofensivos y no requieren atención médica. Como sea, deberías ir al médico si los calambres son graves o no mejoran con la elongación, ya que esto puede ser un síntoma de una condición médica.

Para aprender sobre calambres musculares, tu doctor seguramente necesitara una revisión física. Seguramente te pregunte:

  • Cuan seguido te ocurren los calambres
  • Qué músculos se ven afectados
  • Si tomas alguna medicación
  • Si tomas alcohol
  • Cuales son tus hábitos de ejercicio
  • Cuanto líquido tomas en tu dieta

También necesitarás un examen de sangre para chequear los niveles de potasio y calcio en tu sangre, así también como la función de tu riñón y la tiroides. Otro examen que pueden realizar es el de embarazo.

La electromiografía es un examen que mide la actividad muscular y controla las anomalías musculares. Tu doctor puede escoger realizar esta prueba para tener más seguridad en el diagnóstico.

Hazle saber a tu doctor si estás experimentando debilidad, dolor o pérdida de la sensación. Estos síntomas pueden relacionarse a un trastorno nervioso.

Cuales son las opciones de tratamiento para los calambres musculares

Puedes aplicar frío o calor a tus músculos doloridos para aliviar el dolor durante el primer signo de espasmo. Puedes usar:

  • Ropa caliente
  • Ropa fría
  • Hielo
  • Almohadilla térmica

Estirar el músculo afectado también ayuda a aliviar el dolor del calambre. Por ejemplo, si tu pantorrilla está acalambrada, puedes tirar tu pie para atrás sosteniéndolo con la mano y así estirar el músculo hasta que el calambre pase.

Si el dolor no pasa, intenta tomar algún anti-inflamatorio, como ibuprofeno. Acompaña esto estirando suavemente los músculos afectados. El dolor por los calambres puede afectar tu sueño y si esto ocurre debes pedir a tu médico que te recete un relajante muscular para relajar los músculos y los espasmos por los calambres.

Debes consultar con tu médico las opciones de tratamientos si es que tienes un problema médico mayor. Controlando la causa subyacente de los calambres puedes mejorar los síntomas y espasmos. Por ejemplo, tu médico verá si es necesario recetar suplementos de potasio y calcio para tratar el problema.

Cómo puedes prevenir los calambres musculares

El camino más fácil para prevenir los calambres musculares es evitar o limitar el exceso de ejercicio que daña tus músculos y causan el problema.

También puedes seguir los siguientes consejos para prevenir los calambres:

  • Estirar o precalentar antes de participar de alguna actividad física o deporte. Si no precalientas antes del ejercicio puedes dañar tus músculos.
  • No ejercitar cuando recién terminas de comer
  • Disminuye el consumo de alimentos o bebidas que contengan cafeína
  • Asegúrate de beber lo suficiente para evitar la deshidratación. Tu cuerpo pierde más agua cuando estas ejercitándote.
  • Aumenta el consumo de calcio y potasio. Puedes hacerlo naturalmente consumiendo leche, jugo de naranja y comiendo babanas.
  • Consulta con tu médico sobre tomar suplementos vitamínicos para asegurarse que tu cuerpo reciba los minerales y nutrientes necesarios.

Te contamos las posibles causas de los calambres y como actuar frente a ellos. Recuerda alimentarte correctamente, beber el líquido suficiente y podrás rendir al máximo.

Video: Alivia los calambres musculares con estos batidos

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=C56ENFdL2S8″]