Descubre los efectos de la comida chatarra en tu cuerpo

Muchas veces hemos escuchado que la comida chatarra es dañina para tu cuerpo y que no aporta nada bueno para tu organismo pero realmente sabemos cuál es el daño que produce. A continuación te detallaremos en qué áreas de nuestro cuerpo influye directamente la ingesta de estos alimentos.

Sistema digestivo y cardiovascular

La mayoría de las comidas, incluyendo las bebidas y aperitivos, se cargan con carbohidratos que contienen poca o ninguna fibra. Cuando el sistema digestivo rompe esas comidas, los carbohidratos liberan glucosa a nuestro sistema sanguíneo.

Como resultado, el nivel de azúcar en sangre sube. Tu páncreas responde al azúcar liberando insulina. La insulina transporta el azúcar por tu cuerpo a aquellas células que necesitan para energía. A medida que tu cuerpo usa o almacena el azúcar, el nivel de azúcar en sangre vuelve a la normalidad.

Este proceso del azúcar en la sangre está altamente regulado por tu cuerpo y, mientras estés sano, tus órganos pueden manejar estos picos de azúcar. Aunque, comer con frecuencia grandes cantidades de carbohidratos puede llevar a picos repetidos de azúcar.

Con el tiempo, estos picos de insulina pueden hacer que la respuesta del cuerpo (liberar insulina) falle y como consecuencia se puede sufrir aumento de peso, resistencia a la insulina y diabetes II.

Azúcar y grasa

Mucha de las comidas rápidas tienen un agregado de azúcar. Eso no solamente quiere decir extra calorías sino también nutrición pobre. La Asociación Americana del corazón sugiere comer solamente 100 a 150 calorías de azúcar por día, es decir  unas seis a nueve cucharitas de té.

Muchas de las bebidas de las comidas rápidas solo tienen más de 12, es decir que una lata de refresco contiene 130 gramos de calorías, 39 gramos de azúcar y nada más.

La grasa trans es grasa que se crea durante el procesamiento de los alimentos. Se encuentra en:

  • Papas fritas
  • Pizza
  • Galletas dulces
  • Galletas saladas
  • Pasteles

Ninguna cantidad de grasa trans es buena o saludable. Comer alimentos repletos de ellas lo único que produce es un aumento de colesterol LDL (malo), bajar el colesterol HDL (bueno) y aumentar el riesgo de diabetes 2 y enfermedades del corazón.

Sodio

La combinación de grasa, azúcar y sodio (sal) pueden hacer la comida más sabrosa para algunas personas. Pero las dietas altas en sodio pueden llevar a la retención de líquidos, lo que hace que te veas hinchada luego de comer comida rápida.

Una dieta alta en sodio es peligroso para aquellas personas con problemas de presión. El sodio eleva la presión sanguínea y le añade a tu corazón y a tu sistema cardiovascular una cuota de estrés extra.

Sistema respiratorio

El exceso de calorías debido a las comidas rápidas puede producir aumento de peso y conducir hacia la obesidad. La obesidad aumenta el riesgo de problemas respiratorios, como asma y falta de aire. El peso extra puede poner presión en tu corazón y pulmones y los síntomas pueden aparecer con poco esfuerzo. Puedes notar dificultad para respirar cuando estas caminando, subiendo escaleras, o haciendo ejercicio.

Sistema nervioso central

La comida rápida puede satisfacer el hambre en un corto período de tiempo pero, en un largo periodo, resulta menos positivo. Las personas que comen comida rápida y tortas tienen 51% más de probabilidades de desarrollar depresión que las personas que no lo hacen.

Sistema reproductivo

Los ingredientes que contiene la comida chatarra puede impactar en tu fertilidad. Un estudio encontró que los alimentos procesados ​​contienen “ftalatos”, que son productos químicos que pueden interrumpir la forma en que las hormonas actúan en su cuerpo. La alta exposición a estos químicos puede conllevar a problemas reproductivos, incluyendo defectos de nacimiento.

Sistema integumentario (piel, cabello y uñas)

La alimentos que consumen impactan directamente en la apariencia de la piel, pero puede que no sean los alimentos que crees. En el pasado, el chocolate y los alimentos grasosos fueron culpados de los brotes de acné, pero investigaciones demostraron que los alimentos ricos en carbohidratos conducen a los picos de azúcar y eso puede producir el acné.

Sistema esquelético (huesos)

Los hidratos y el azúcar en la comida chatarra y procesada pueden incrementar los ácidos de tu boca. Estos ácidos pueden romper el esmalte de los dientes y al desaparecer el esmalte, las bacterias pueden agarrarse de ellos y desarrollarse en las cavidades.

La obesidad también puede perjudicar la densidad ósea y la masa muscular. Las personas obesas tienen un mayor riesgo de caerse y romperse los huesos. Es por eso que es importante mantener el ejercicio para construir músculos, los cuales soportan a los huesos y mantener una dieta saludable para minimizar la pérdida ósea.

Califica este artículo:

0/50 votos