Conoce las causas de la desnutrición y cuales son los efectos en la salud

La desnutrición es una enfermedad que ocurre cuando una persona no está percibiendo los alimentos necesarios para mantenerse saludable.

Según cifras del Programa Mundial de Alimentos -WFP por sus siglas en inglés-, casi 800 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a los alimentos suficientes para llevar una vida saludable.

Quienes se encuentran en mayor riesgo de padecer desnutrición ante una mala alimentación, son los niños, las mujeres embarazadas y los ancianos. Los primeros debido a que su ingesta calórica del día es muy demandante, pues se encuentran en crecimiento.

Un caso similar ocurre con las mujeres embarazadas, quienes necesitan una alimentación balanceada para nutrirse a sí misma y a la vida que crece en su vientre, y los ancianos debido a que muchos pierden el apetito y en otros, el organismo ya no es capaz de procesar las vitaminas, proteínas y minerales de la misma forma.

Causas de la desnutrición

Existen muchas causas que pueden derivar en una desnutrición y existen muchas organizaciones en todo el mundo tratando de contrarrestar sus nefastos efectos. La principal causa es la escasez de alimentos y agua potable, lo que da lugar a una alimentación ineficiente.

Otra de las causas de la desnutrición son las condiciones sociales y sanitarias, que impiden que las personas puedan tener acceso a una sana alimentación. Esta es una característica común de países subdesarrollados, y también la sufren aquellos que se encuentran en medio de un conflicto bélico.

La desnutrición también puede originarse por padecimientos médicos como algunos tipos de cáncer, lesiones bucales, tumoraciones, problemas severos con el sistema digestivo, vómito y diarrea persistente, entre otras.

Existe otro tipo de razones médicas que dan origen a la desnutrición, pero de origen psicológico, tales como la depresión o la anorexia. El consumo de drogas también puede derivar en un problema de desnutrición, pues en algunos casos inhibe el apetito u ocasiona severos daños al estómago o sistema digestivo.

Los regímenes dietéticos desbalanceados o excesivos, pueden dar lugar a una desnutrición. De allí radica la importancia de llevar a cabo las dietas de forma balanceada con ayuda de un especialista como un nutrólogo.

Efectos de la desnutrición

El ser humano obtiene los nutrientes para ser funcionales y encontrarse sanos, principalmente en los alimentos. Los medicamentos y sustitutos sintéticos pueden ayudar en caso de una deficiencia de algún nutriente específico, pero la alimentación correcta y balanceada es, básicamente, lo que le permite a una persona encontrarse sano y saludable.

Cuando la ingesta de alimentos es inadecuada, por una razón o la otra, el cuerpo y la mente humana comienzan a sentir los efectos.

Debido a la ausencia de nutrientes, muchas de las funciones normales del cuerpo humano sano, comenzarán a fallar, dando lugar a:

  • posibles infecciones
  • disfunciones
  • enfermedades
  • alteraciones

Muchas de estas se podrán corregir pero otras podrían convertirse en irrevertibles, dependiendo del tiempo que se encuentre la persona sometida a esta situación.

El primer efecto que nota una persona en estado de desnutrición es debilidad generalizada, esto se debe a que el cuerpo comienza a resentir la falta de nutrientes y sus funciones se vuelven más lentas.

La persona comenzará a perder tejido adiposo y posteriormente comenzará a perderse también la masa muscular, incluyendo la masa muscular del corazón. En su estado más avanzado, la desnutrición genera insuficiencia cardíaca, que deriva en la muerte.

El déficit de proteínas también ocasionará anemia y al desarrollarse un problema sanguíneo, el probable que disminuyan las funciones del sistema inmune, exponiendo el cuerpo a infecciones y lentificando la cicatrización.

También ocasiona malfuncionamiento del aparato gastrointestinal, genere subdesarrollo y problemas de crecimiento en niños, y afecta en general la memoria, retención y aprendizaje.

Califica este artículo:

0/50 votos