¿Qué es la diabetes juvenil? Descúbrelo aquí

Con el nombre de diabetes juvenil se identifica a la denominada “diabetes tipo 1”, una forma de la enfermedad que se reconoce por la falta de niveles adecuados de insulina, la hormona encargada de la regulación del metabolismo de la glucosa.

El concepto de “diabetes juvenil” se debe a que esta variante de la diabetes es mucho más frecuente en niños y adolescentes. La causa de la enfermedad es un proceso autoinmune, por el cual el sistema inmunológico del paciente no reconoce a las células productoras de insulina (células beta del páncreas) como un tejido normal del organismo. Por lo tanto, se producen anticuerpos que conllevan a la destrucción de estos elementos celulares y, en consecuencia, a la ausencia de secreción de insulina.

Estos mecanismos se asocian con la rápida elevación de los niveles circulantes de glucosa y con la superación de la capacidad de los riñones de retener esta sustancia en la circulación.

Se producen en consecuencia:

  • poliuria (por pérdida de glucosa en la orina)
  • polidipsia (incremento de la sed), pérdida de peso (por deshidratación)
  • polifagia (aumento del apetito por alteraciones del metabolismo)

Esta fase aguda de la diabetes juvenil puede provocar la muerte por incremento de los cuerpos cetónicos presentes en la sangre, dada la incapacidad del organismo de obtener energía a partir de la glucosa.

Los esquemas actuales de tratamiento incluyen la dieta equilibrada en calorías y en contenido de hidratos de carbono, así como el uso de insulina convencional o de sus nuevos análogos disponibles en el mercado farmacéutico.

La detección precoz y el tratamiento adecuado se asocian con un mejor pronóstico.