Qué es el diazepam y cuáles son sus contraindicaciones

El diazepam es un medicamento que se usa para tratar la ansiedad, la abstinencia del alcohol y las convulsiones. También se emplea en el alivio de los espasmos musculares y como sedación antes de los procedimientos médicos, pues afecta a los químicos desequilibrados del cerebro y calma los nervios.

Esta sustancia pertenece a una clase de medicamentos conocidos como benzodiazepinas. Continúa leyendo si quieres conocer sus características, forma de uso y los efectos que ejerce en el organismo.

Cómo se usa el diazepam

La administración del diazepam dependerá de las indicaciones del médico y del prospecto farmacéutico. Por lo general, se ingiere por vía oral solo o acompañado por alimentos. La dosificación dependerá de la afección médica, edad y respuesta al tratamiento.

Es sumamente importante no exceder la cantidad prescrita ni tomarla durante más tiempo porque aumenta el riesgo de efectos secundarios. Se recomienda utilizar una cuchara de medición especial para obtener la dosis correcta y evitar posibles complicaciones.

En el caso de una solución concentrada, se usa un cuentagotas o una jeringa para mezclar el medicamento con líquidos o alimentos blandos y tomarlo de inmediato.

Cuando deja de usarse el diazepam de forma repentina, puede provocar ansiedad, inquietud, convulsiones y síntomas de abstinencia, como temblores, calambres, vómitos y sudoración. Por lo tanto, el médico va reduciendo la dosis paulatinamente.

Debe usarse por poco tiempo. Los pacientes no pueden tomar este medicamento por más de cuatro meses sin el consejo de un médico.

Advertencias sobre el diazepam

No deben usar este medicamento las personas alérgicas al diazepam o medicamentos similares, tampoco en caso de padecer miastenia grave, enfermedad hepática severa, glaucoma de ángulo cerrado, algún problema respiratorio grave, apnea del sueño o alcoholismo.

La aplicación incorrecta de esta medicina puede causar adicción, sobredosis e incluso la muerte, sobre todo en niños (no se recomienda para menores de 6 meses) u otra persona que use la medicina sin receta médica.

Se pueden presentar efectos secundarios mortales cuando se administra el diazepam con medicamentos opioides, alcohol u otras drogas que causan somnolencia o disminuyen la velocidad de la respiración.

El médico debe saber, antes de recetar la medicina, si un paciente alguna vez tuvo: glaucoma, asma, bronquitis, trastorno pulmonar obstructivo crónico, otros problemas respiratorios, enfermedad renal o hepática, epilepsia u otro trastorno convulsivo, adicción a las drogas o al alcohol o alguna enfermedad mental.

Efectos secundarios del diazepam

El diazepam puede causar efectos secundarios que deben ser atendidos por un médico de manera inmediata. Si prestas síntomas como problemas para respirar, tu rostro, labios, garganta o lengua se inflaman, tienes ronchas o reacciones alérgicas, debes buscar un médico.

Llama a un médico al instante en caso de sentir:

  • Respiración débil o superficial
  • Somnolencia intensa o intentos de desmayarse
  • Estado de ánimo deprimido o pensamientos suicidas
  • Confusión o alucinaciones
  • Ansiedad, ataques de pánico o problemas para dormir
  • Hiperactividad, agitación, agresividad u hostilidad
  • Comportamiento inusual riesgoso
  • Convulsiones nuevas

Otras características

Otras consideraciones del diazepam que hace falta considerar para obtener los mejores beneficios del medicamento son las siguientes:

  • Los efectos sedantes duran más tiempo en adultos mayores.
  • Puede pasar a la leche materna y causarle daño al bebé lactante.
  • Se deben hacer exámenes de sangre frecuentes mientras se usa el medicamento.
  • Debe guardarse a temperatura ambiente lejos de la humedad, el calor y la luz.
  • Tomar alcohol durante el tratamiento produce efectos secundarios.
  • Si olvidas una dosis, tómala tan pronto lo recuerdes, excepto si se acerca la hora de la próxima.
  • Es preferible evitar conducir un coche o hacer actividades que requieran estar alerta.
  • Evita comer pomelo o beber jugo de toronja mientras usas el medicamento porque aumenta los efectos secundarios.