Qué es la difteria, cuáles son sus síntomas y cómo se cura

La difteria es una enfermedad que ataca la zona de las amígdalas, garganta, piel, fibras nerviosas, nariz y el tejido muscular del corazón, llamado miocardio.

Este padecimiento es producido gracias a una bacteria cuyo nombre es Corynebacterium Diferiae y a pesar de tener alrededor de 30 años erradicada, aún sigue afectando algunas zonas tropicales.

Pero no tienes por qué alarmarte, ya que no es una afección común y cualquiera que se aplique la vacuna en su contra está protegido de esta bacteria.

Síntomas de la difteria

En principio los síntomas de la difteria podrían ser confundidos con los de cualquier otro padecimiento. No obstante, las complicaciones posteriores la diferencian, pues al llegar a casos graves podría ocasionar incluso la muerte.

La mayoría de las veces los síntomas se comienzan a notar entre tres a nueves días después de que la persona se contagia con la enfermedad y pueden variar según la gravedad del caso. Acá mencionamos algunos:

• Dolores de cabeza fuertes
• Fiebre
• Dificultad para tragar al ingerir comidas o bebidas
• Inflamación de los ganglios linfáticos
• Formación de membrana en la garganta
• Escalofríos
• Tos
• Babeo
• Secreción nasal
• Dificultad para respirar

Lo importante es que asistas a tu consulta médica si sospechas de estar infectado por la bacteria Corynebacterium Diferiae. Esta es una enfermedad contagiosa, que se propaga gracias a la saliva al estornudar o toser de cualquier persona infectada.

¿Cómo se cura la difteria?

Lo primero es intentar prevenir la enfermedad a través de vacunas, pero si aún así resultaras contagiado, es necesario que tomes las previsiones lo más rápido posible para evitar que esta avance y ocasione más daños en tu cuerpo.

Al ser un proceso infeccioso, lo más lógico es que se trate con medicamentos como antibióticos, los cuales serán recetados por el médico tratante. Además, seguro deberá utilizar otros medicamentos para síntomas como la fiebre o los dolores de cabeza.

El reposo es muy importante para que la enfermedad ceda lo más rápido posible, así como también la hidratación a través de vías intravenosas.

Por afectar directamente las vías respiratorias, es muy probable que el médico especialista tenga que monitoree de manera frecuente para evitar cualquier complicación.

La complicación más grave que puede tener esta enfermedad es cuando afecta el tejido muscular del corazón, pudiendo ocasionar la muerte del paciente, por eso es tan importante que sea atacada de manera inmediata.

A pesar de ello, algunas personas ni siquiera experimentan los síntomas aún estando infectados por la bacteria.

Casos recientes

A pesar de ser una enfermedad erradicada, durante los últimos dos años se ha observado brotes de difteria en algunos países de Suramérica como en Venezuela, Brasil, Colombia y Haití.

En el caso de Venezuela por ejemplo, entre 2016 y 2018 se han registrado unos 969 casos, de los cuales 113 tuvieron desenlaces fatales, lo que representa un 15.5% del total.

En Brasil, a pesar de haber sospechas de 40 casos, solo 5 se confirmaron durante el 2017. Por su parte, Colombia solo registró 1 caso, el cual fue aparentemente llevado desde Venezuela.

Las autoridades de Haití han confirmado que entre 2014 y 2018 ha habido un total de 410 casos probables, de los cuales han fallecido 75 personas.

Es recomendable que los encargados de las áreas de la salud en cada uno de estos países garanticen mejores sistemas de salubridad para evitar que sigan apareciendo casos como estos.

El resto de los países en los que no ha habido aún casos reportados aún, existen programas de vacunación contra la difteria tanto para los bebés como para los adultos a fin de prevenirla.

Califica este artículo:

0/50 votos