4 métodos efectivos para reducir el colesterol malo (LDL)

Los cambios de hábitos son la primera opción para combatir el nivel de colesterol malo. En esta primera línea de opciones para tratamiento del colesterol alto encontraremos ciertos cambios en el estilo de vida, como ejercitar regularmente o comer alimentos naturales.

En esta oportunidad podrás ver en detalle qué tienes que hacer para disminuir el nivel de colesterol en sangre. ¿Conoces todas estas alternativas?

1 – Primera opción, dieta sana

El cambio en la dieta puede disminuir el nivel de colesterol hasta un 30% si es aplicado correctamente. En las dietas saludables abundan las frutas, los vegetales, los granos enternos, y las legumbres. Por otro lado, se limita la cantidad de alimentos altos en niveles de azúcar, en sodio, o en grasa saturada. Cualquier alimento producido con aceite hidrogenado tiene que ser evitado completamente.

Las dietas sanas están orientadas a las grasas “buenas” o saludables, como las que podemos encontrar en el pescado, en las nueces, en el aceite de oliva o incluso en la palta. Cuando se reemplazan las grasas se puede disminuir considerablemente el nivel de colesterol malo en sangre.

2 – Segunda opción, baja de peso

Las personas obesas suelen tener niveles bajos de colesterol “bueno” y niveles altos de colesterol “malo”. Además, suelen presentan una cantidad más alta de triglicéridos. Bajar de peso nos permite bajar el nivel de colesterol malo en sangre. Según estudios, cada KG de peso perdido por una persona obesa puede aumentar los niveles de colesterol HDL en .35 mg/dL.

3 – Tercera opción, deja de fumar

Dejar de fumar es fundamental si quieres tener un cotazón sano. Estudios demostraron que dejar el cigarrillo aumenta el nivel de colesterol bueno en 4 mg/dL en promedio. El colesterol bueno (HDL) ayuda a limpiar el cuerpo de colesterol malo (LDL)

4 – Cuarta opción, ¡ejercita mucho!

Ser sedentario aumentar el nivel de colesterol malo en sangre. En cambio, el ejercicio nos ayuda a disminuirlo. La actividad moderada como por ejemplo la caminata nos permite, además, bajar los triglicéridos, mientras que la actividad vigorosa nos permite aumentar el colesterol bueno. El ejercicio cardiovascular ayuda a ejercitar el corazón (haciéndolo más resistente) y a disminuir la presión arterial, la cual es una de las principales causas de infarto.

Aplica estas cuatro opciones a tu vida y verás cómo podrás mejorar tus niveles de colesterol malo en sangre. Recuerda consultar con tu médico para entender cuál es tu situación de actual y coordinar con él los mejores pasos para dirigirte hacia una vida más saludable. Siguiendo estos pasos, sin dudas, estarás tomando una buena dirección.