Cuáles son las causas del dolor en la boca del estómago

¿Siente con frecuencia dolor justo en la boca del estómago? ¿Esos dolores vienen acompañados de ardor en esa zona? Si las respuestas a estas interrogantes son positivas, entonces es muy probable que esté experimentando algún problema en el sistema digestivo.

No es para alarmarse, por lo menos no al principio, pues se trata un problema bastante común que afecta a gran cantidad de personas y que puede ser puntual o recurrente. En este último caso es recomendable visitar al gastroenterólogo.

El dolor en la boca del estómago, también conocido como dispepsia, generalmente significa que algo anormal está pasando en el aparato digestivo, ya sea en el colon, duodeno, estómago, esófago, páncreas, hígado o vesícula.

Pero no necesariamente es algo grave y más bien puede estar asociado a malos hábitos alimenticios. Y es que precisamente, una de las causas más comunes de las molestias en esta zona del cuerpo tiene que ver con el reflujo gástrico o acidez estomacal.

También es posible que el dolor sea uno de  los efectos secundarios de algún medicamento fuerte como antibióticos, ibuprofeno o hierro, para lo que se recomienda la ingesta de protectores gástricos.

Asimismo, existe la posibilidad de que se trate de problemas de digestión debido a mala nutrición o como consecuencia del consumo de alimentos o bebidas irritantes con el estómago vacío.

Por eso, a primeras horas de la mañana es recomendable evitar:

  • Alimentos que contengan levadura, porque irritan el revestimiento del estómago
  • Dulces, bebidas gaseosas y golosinas, porque además de gases generan otras molestias
  • Comidas picantes, pues inciden en el incremento de la producción de ácidos
  • Frutas cítricas, porque cuando se consumen en ayunas incrementan el riesgo de gastritis

Las emociones se reflejan en el estómago

El dolor en la boca del estómago también puede estar relacionado con asuntos emocionales. Generalmente cuando estamos preocupados, ansiosos o estresados comenzamos a sentir molestias en esta zona que, para algunos, funciona como un segundo cerebro.

La expresión “tener un nudo en el estómago” es la que mejor sirve para ilustrar esa sensación cuando recibimos malas noticias o cuando algo nos genera tristeza. Y es que los sentimientos y emociones tienen repercusiones en el aparato digestivo.

Para entender mejor esto, debemos recordar que el cerebro y el sistema digestivo están íntimamente conectados.

El cerebro controla las acciones digestivas e intestinales a través del nervio neumogástrico, también conocido como el nervio vago. Así es como se explica lo que conocemos como “emociones estomacales”.

¿Cuándo es peligroso un dolor de estómago?

Hay que recordar que el dolor –en esencia- es la señal que da el organismo para indicarnos que algo no está funcionado del todo bien.

Pero, hay que saber diferenciar, pues cuando se trata de algo pasajero o fugaz, no hay mucho de qué preocuparse. Pero, si la molestia permanece en el tiempo es necesaria la revisión médica.

También hay que estar atentos si presentas:

  • Vómitos con presencia de sangre, pues puede tratarse de una úlcera gástrica
  • Vómitos y diarrea constantes, porque es posible que padezca de colon irritable
  • Episodios de dolor y ardor que se prolongan durante horas o días
  • Pérdida acelerada de peso, pues puede ser una señal de cáncer gástrico
  • Molestia acompañada con dolores localizados, porque puede tratare de cálculos biliares

El dolor en la boca del estómago también puede ser consecuencia de otras patologías no relacionadas con el aparato digestivo, como por ejemplo, diabetes, angina de pecho o hipotiroidismo. De cualquier forma, si la molestia es constante, lo mejor es visitar a un especialista.

Califica este artículo:

0/50 votos